Google
 
 

 

 

 

Volver a Tratamientos

 

 

Tratamiento de la menopausia

 

¿Qué es la menopausia? Mucho se ha dicho de esta palabra, pero ante todo debemos destacar que la menopausia se trata de una etapa en la vida de las mujeres. Antes que un trastorno o un evento, se habla en medicina de proceso vital, una serie de transformaciones en el cuerpo que dictan el cese de la función reproductiva de los órganos genitales femeninos con la ausencia de menstruación. Un tiempo antes de que pase, los ciclos menstruales suelen hacerse irregulares.

Después que los cambios corporales suceden, ya no se puede lograr un embarazo ni la mujer tener hijos -salvo con tratamientos de fertilización in vitro, lo cual no es siempre recomendable, porque los cambios con la menopausia no son sólo a nivel reproductivo sino que comprometen toda la fisiología de la mujer, exponiéndose no pocas veces a graves riesgos. Otro modo de tratamiento de la menopausia para quedar embarazada consiste en la terapia hormonal de reemplazo.

La edad de aparición de la menopausia es comúnmente entre los 43 años y los 55. Como promedio se ha visto que comienza alrededor de la edad de 45, lo cual no quita variabilidad según la mujer. Una de las principales causas de menopausia temprana es el tabaquismo, otra razón para no fumar...

La causa de la menopausia reside en el cese de producción de estrógenos y progesterona, que son las hormonas que secreta el ovario, necesarias a la vez para la ovulación.

 

 

¿Tiene tratamiento la menopausia?

 

 

La menopausia no requiere tratamiento más que cuando da síntomas que se vuelven intolerables para la vida en sociedad o para la vida sexual.

Los síntomas de la menopausia son calores o sofocos, la mujer siente que se ahoga, que un calor le sube por el cuerpo, la piel se enrojece y a menudo cree que dicho calor está en el ambiente. Puede aparecer sudor durante la noche.

A la vez puede haber síntomas psíquicos como insomnio, la persona puede deprimirse o estar irritable y nerviosa. Muchas mujeres incluso pierden el apetito sexual y por esta razón suelen llegar a las consultas para un tratamiento alternativo para la menopausia. Casi siempre se agrega a esto la sequedad vaginal que se produce por la falta de hormonas esteroideas (estrógeno y progestágenos), que produce dolor en la penetración y favorece las infecciones genitales.

Otra de las razones por las que se consulta es por el aumento de peso, ya que se ha visto que las mujeres engordan un promedio de 2 a 3 kilogramos en este período de la vida. Esto, sumado a la descalcificación ósea, lleva a que sean necesarias muchas veces las dietas para la menopausia. No hay que olvidar que el estrógeno mantiene bajos los niveles séricos de colesterol o colesterolemia, por lo que la falta de estrógenos hará que el colesterol suba.

El suplemento dietario de calcio es fundamental para prevenir accidentes ante caídas. Es necesario el aporte también en los vegetales: frutas y verduras son de vital importancia para este momento, permitiendo un balance electrolítico e hídrico adecuados.

 

Consejos útiles en la menopausia

 

* El ejercicio ayuda a no aumentar la grasa corporal que se da luego del cese de la menstruación.

* En materia de tratamientos de medicina alternativa se han descripto los remedios homeopáticos como lachesis, que funcionan con los síntomas de sofocos y los digestivos.

* Evitar el tabaco para la prevención de la menopausia precoz.

* Usar ropa liviana o varias prendas de vestir para poder sacarse por capas en caso de padecer súbitamente de los calores.

* No consumir cafeína ni alcohol, cosas que pueden incrementar la sintomatología de los sofocos.

* La acupuntura a mostrado notables resultados tanto con la irritabilidad como con los calores. Son muy útiles como tratamiento alternativo las técnicas de respiración y relajación.

* Se han intentado tratamientos con antidepresivos, los cuales no suelen ser eficaces muchas veces. En cuanto a la medicina oficial, el tratamiento más usado es la terapia de reemplazo hormonal, que consiste en la administración de hormonas para reproducir el ciclo menstrual de la mujer de modo artificial, cuando ya no debería menstruar. Se aplican estrógenos diariamente, a lo cual se suma la progesterona para evitar el cáncer de endometrio -salvo que la mujer haya sido extirpada del útero. En los casos que reviste mayor gravedad, siempre conviene consultar en un centro especializado. Sin embargo, el primer nivel de atención lo sigue conformando los tratamientos alternativos para la menopausia.