Google

 

 

 

 

 

Volver a Dolor

 

Remedios para el dolor de oído

 

Son muy diversas las razones que originan un dolor de oído, existen algunos casos en los que el dolor de oído es en realidad reflejo de otro dolor, como ser el dolor de muelas, y a veces puede ser producto de una contractura cervical, provocando además del dolor, un fuerte zumbido de tono grave. Esto se produce por unpinzamiento del nervio y suele requerir masajes solos o con alguna loción desinflamante.

 

Una de las posibles causas del dolor de oído tiene que ver con una diferencia de presión localizada sobre el tímpano. Este tipo de causa es de las más leves dado que rápidamente al compensarse la presión el dolor cede. Pero hay casos en los que el problema persiste por tiempos más prolongados. Uno de esos casos es el que tiene origen en una infección o también llamada otitis.

Estas infecciones pueden estar localizadas en alguna de las partes del oído, por lo general la ubicación está asociada al momento evolutivo: niños, oído medio; adultos, oído externo. Los casos en los que la infección se localiza en el oído medio se debe al desplazamiento hacia esa zona de alguna infección primeramente localizada en  las vías respiratorias.

Este tipo de infección no es lo suficientemente grave pero su tratamiento es prolongado y debe realizarse a fin de evitar pérdidas en la audición. Cuando se presentan en bebés o niños de menos de tres años el cuadro suele complicarse por la dificultad del pequeño en comunicar aquello que le sucede.

 

En el caso de los adultos las infecciones generalmente son ocasionadas por la presencia de agua en el oído, ésta al eliminar la cera que protege la zona y quedar estancada representa un caldo de cultivo para algunos tipo de hongos y bacterias. Una recomendación muy útil en estos casos consiste en secar bien los oídos luego de estar en el mar, en la pileta o incluso luego del baño y de ser necesario colocar una gota de alcohol para ayudar a que se evapore el agua que queda. Puede utilizarse también alcohol boricado que es más específico para estos casos y se consigue en cualquier farmacia. Es importante marcar que cuando se presentan las infecciones el primer paso es la consulta al médico para evitar que se prologue el problema.

Otra recomendación es la de evitar introducir en objetos en el canal auditivo y mucho menos intentar eliminar la cera que lo protege. De realizarse esto estaríamos exponiendo el oído a mayores infecciones o incluso podríamos perforar el tímpano.

Dentro de los remedios homeopáticos para el dolor de oído, recomendados para estos casos está la tintura de cebolla y la de manzanilla que alivian los dolores de oído.