Google

 

 

 

 

 

 

Volver a Dolor

 

Remedios para el dolor de muelas

 

El dolor de muelas suele consistir en un dolor agudo localizado en muelas o dientes acompañado o no de mal aliento, mal gusto en la boca o hinchazón. Esto generalmente es provocado por caries que aparecen por la falta de higiene bucal. Es  necesario recurrir al odontólogo en forma regular a fin de detectar a tiempo las caries y evitar llegar e procedimientos más complejos como ser el tratamiento de conducto.

Entre los remedios caseros más comunes se puede enumerar:

si hay inflamación frotar las encías con yema de huevo mezclada con miel o por ejemplo con tintura de belladona, hoja de guayabo o malva. También suele recomendarse hacer buche con algún tipo de cocimiento de corteza de cedro o eucalipto o incluso se puede hacer un buche con aguardiente.

Para aliviar el dolor suele usarse a modo de remedio casero el ajo o la cebolla (frotar el ajo sobre el diente afectado o masticar una cebolla cruda). Masticar una cebolla cruda por tres minutos puede aliviar el dolor de muelas al actuar como un bactericida.

Otras fuentes de alivio caseras provienen del empleo de lima o de hierba de trigo como enjuague bucal.

Suele también sugerirse llevar una determinada dieta para controlar el dolor de muelas. Se recomienda disminuir al mínimo posible en consumo de alimentos con exceso de azúcar. Es preferible consumir alimentos crudos como verduras o frutas, preferentemente enteros, esto fortalece los dientes.

Además es recomendable no ingerir alimentos pequeños a diferentes horas del día por que esto al producir un medio ácido en la boca favorece la proliferación de bacterias.

Entonces es preferible realizar las 6 comidas diarias indicadas tan frecuentemente por  los nutricionistas. Otra recomendación (que tiene que ver con la anterior) es la de no comer entre comidas los dulces sino al final de  las mismas.

Estaría demás incluir en la lista de sugerencias la adecuada limpieza bucal. El movimiento circular hacia atrás con el cepillo (adecuado para cada persona en función de sus características de dentadura) es lo que en general indican los odontólogos. Sería conveniente entonces prestar atención a la hora del cepillado.