Google
 
 

 

 

 

Volver a Tratamientos

 

 

La diarrea

 

La diarrea es un trastorno intestinal que puede originarse por la presencia de alguna enfermedad infecciosa o simplemente por la inflamación de la mucosa intestinal. La presentación clínica de la diarrea consiste en deposiciones a repetición, líquidas y acompañadas de dolor de estómago. Muchas veces suele ser provocada por reacciones a algunos medicamentos o algunos alimentos. Puede también estar acompañada de sensaciones como nauseas o malestar corporal. 

Cuando la diarrea no es síntoma de alguna enfermedad crónica suele desaparecer en dos  días aproximadamente -aunque hay casos en que uno tiene diarrea todo el día. Pero hay casos en donde este síntoma es crónico (por ejemplo  en sujetos con intolerancia a la lactosa). Esto es así si se presentase en adultos sin ningún tipo de dificultad médica.

Precaución: cuando se da en niños (diarrea infantil), personas adultas con algún tipo de enfermedad o personas mayores de 60 años es de suma necesidad consultar cuanto antes al médico.

Algunos métodos alternativos de tratamiento para la diarrea son: en primer lugar tomar mucho líquido pues efecto más inmediato de la diarrea es la deshidratación. En general se recomienda combinar la ingesta de agua con otro tipo de líquidos que contengan los minerales perdidos con las deposiciones. Un líquido casero puede prepararse con tres cucharadas de azúcar, una cucharadita de sal y un litro de agua. Esto permite reponer sales y azúcares junto con la hidratación necesaria.

También se recomienda el agua de arroz o cualquier té que se desee pero endulzado.  Es recomendable no consumir café dado que este aumenta la irritación de la mucosa intestinal como así también evitar los lácteos, los cítricos y todo tipo de bebida gaseosa. En cuanto a la alimentación en estos casos se sugiere el consumo de caldos, arroz,  zanahorias o papas, pollo sin piel y sin grasa y gelatina.

En lo posible no consumir verduras o frutas crudas, alimentos ricos en grasa, fibra o azúcar. El té de manzanilla posee características muy beneficiosas para el tratamiento de la diarrea, no sólo puede consumirse como té sino también utilizarlo en compresas tibias  aplicadas en la zona baja del abdomen para aliviar la molestia estomacal. Otros remedios caseros para el tratamiento de la diarrea consisten en utilizar tintura de tormentilla o por ejemplo consumir té de arándano. Siempre reducir a la mitad las dosis recomendadas para la diarrea infantil.