Google
 
 

 

 

 

Volver a Tratamientos

 

 

Tratamiento de la celulitis

 

La celulitis, o también comúnmente llamada “piel de naranja”, consiste en una acumulación de grasa en las capas más superficiales de la piel que al lozcalizarse en esas zonas es claramente visible.

Es un problema generalmente femenino dado que afecta a casi el 90 % de las mujeres y no tiene que ver necesariamente con una determinada franja etaria de género.  Se produce en la mayoría de los casos por cuestiones circulatorias y hormonales  y en algunos casos, a través de tratamientos adecuados, puede disminuir su visibilidad pero no desaparecer completamente.


Existen diversas marcas de cosméticos y productos de belleza femeninos que lanzan continuamente al mercado productos anti-celulitis. Estos en su mayoría logran efectivamente disimular su aspecto mas ninguno logra hacer que desaparezcan esos malditos huecos que se instalan en gluteos, muslos y abdómen. Quizás lo que haya que tener en cuenta siempre es que estos productos deben estar acompañados de algunas indicaciones respecto de la realización de ejercicios y una buena alimentación. Se recomienda consumir mucho líquido, preferentemente agua, dado que esto tiene muy buenos efectos en la eliminación de toxinas que al permanecer en el organismo favorecen la aparición de celulitis.

 

Dietas para la celulitis


Otro dato de relevancia  en el tratamiento de la celulitis es la alimentación. Al igual que en otros trastornos que afectan a los cuerpos estéticamente, se recomienda el consumo d

e frutas y verduras  diariamente dado que éstas permiten  incorporar la cuota necesaria de vitamínas, minerales y fibras que el organismo requiere para su funcionamiento. Y por supuesto (algo que todas sabemos pero que es difícil poner en práctica) reducir al mínimo el consumo de azúcares y grasas saturadas.

 

Ejercicios para la celulitis


Todo esto es eficáz para combatir la celulitis acompañado de actividad física. Actualmente existen variados métodos y estilos de gimnasia por lo que no requiere de mucho esfuerzo mantenerse activa. Incluso para caminar diariamente no es necesario recurrir a ningún gimnasio ni contar con la ayuda de aparatos para modelar tu cuerpo. El recurso a la actividad física no sólo ayuda a tonificar tus músculos sino también ayuda al sistema circulatorio favoreciendo la reducción de la celulitis.