Google
 
 

 

 

 

Volver a Tratamientos

 

 

Tratamientos naturales para el asma bronquial

 

El asma bronquial generalmente es entendida como una alergia pero es importante considerar que ciertos estados de ansiedad o estrés pueden desencadenar los ataques y/o muchas veces agudizarlos.

Dichos ataques de asma bronquial se presentan en horarios mas bien nocturnos y consisten en alteraciones en la respiración (llegando en ocasiones al ahogo) y mucha agitación.

Ambos síntomas van en aumento durante el ataque por eso es necesario brindar cuanto antes alivio a quien padece de asma bronquial. Estos cuadros de alergia severos tienen curación pero en su mayoría es factible evitar que se produzcan teniendo presente una serie de factores que pueden llegar a provocarlos.

 

Consejos para la prevención del asma bronquial

 

1.Evitar el contacto con mucho polvo tratando de utilizar algún tipo de barrera en boca y nariz al momento de realizar algún tipo de limpieza;

2.Tratar en lo posible de no permanecer en lugares muy húmedos (como por ejemplo sótanos);

3.Evitar la exposición al frío y/o a cambios bruscos de temperatura; tratar de no consumir tabaco y en caso de hacerlo, disminuir al mínimo posible el consumo;

4.Intentar evitar excederse en el peso en tanto un sobrepeso exige mayor esfuerzo respiratorio.

 

Medicinas naturales para el asma infantil

 

Ahora veremos recomendaciones que, si bien son extensivas a todos los asmáticos, no pueden dejarse de lado nunca para el asma infantil. La habitación de una persona con reiterados ataques asmáticos de este tipo debe tratar de ser un lugar ni muy húmedo ni muy seco. Una vez desencadenada la crisis asmática se buscará ayudar al enfermo a encontrar una posición cómoda para poder respirar mejor sin tanto esfuerzo, por ejemplo sentado.


En cuanto a las medicinas naturales para el asma infantil, empezaremos por lo que se ingiere, por la vía oral. La alimentación recomendable para un niño que padece de asma bronquial debe incorporar alimentos como ser yogures,  ajo,  cebolla,  zanahoria. Este tipo de alimentos reducen la aparición y la intensidad de los ataques. Como métodos de curación caseros, se recomiendan baños de orégano ( hervir 50 gs. en un litro de agua) o plantas con efectos calmantes como el tilo y la verbena. Estas plantas se utilizan para sedar al paciente al momento de la crisis asmática. Una infusión con muy buenos resultados consiste en la mezcla de  hojas de fárfara, tomillo y eucalipto en cantidades iguales. Tomar dos cucharaditas y realizar una infusión de diez minutos en una taza de agua.