Google
 
 

 

 

 

Volver a Tratamientos

 

 

Tratamiento de la acidez estomacal

 

Los jugos gástricos segregados por el estómago para la normal digestión de los alimentos es el causante de la acidez estomacal. Dado que nuestro estómago digiere alimentos tanto blandos como duros es evidente la potencia que poseen los jugos gástricos. Pero cuando estos jugos, por alguna razón, no permanecen en el estómago y regresan al esófago, producen una irritación por el simple hecho de que este sector del tubo digestivo no está preparado para estar en contacto con los jugos gástricos.

Es así entonces que padecemos a veces de acidez estomacal. ¿Cuál es la razón por la que estos jugos no permanecen en el estómago? Puede deberse a la ingesta de alimentos pesados, en exceso, antes de dormir o incluso por realizar esfuerzos físicos inmediatamente luego de comer. Lo correcto sería realizar seis comidas a lo largo de todo el día en proporciones decrecientes a medida que se acerca la noche. 

Existen ciertos alimentos que favorecen la acidez estomacal: gaseosas, café, condimentos picantes, alcohol. Hay que tener en cuenta que existen fármacos que producen acidez estomacal como ser los analgésicos (muchas veces los analgésicos aumentan la irritación ya presente y el cuadro se agudiza). El recurso a pastillas del tipo de  antiácidos es recomendable pero con precaución de no abusar en su consumo. Una vez que aparece la molestia o ardor en el pecho (“boca del estómago” según se dice vulgarmente)  es recomendable no ingerir alimentos hasta tanto no desaparezca.

Consejo: tratar en la medida de lo posible de no usar vestimenta ajustada en ese momento. Puede ingerirse un vaso de leche bien fría, esto proporciona cierto alivio. Por último es frecuente recurrir a la ingesta de tes digestivos luego de cada comida para evitar la acidez estomacal.

Tratamiento con hierbas medicinales: Pero una vez presente el ardor hay ciertos tes más apropiados como ser el de boldo o manzanilla. Una buena combinación sería mezclar manzanilla, boldo y tilo en proporciones equivalentes y de esa mezcla realizar una infusión ( de 10 minutos) con sólo dos cucharadas en una taza de 250 CC. de agua. Esto sería recomendable tomar luego de cada comida hasta que el ardor desaparezca.