Práctica diaria de Yoga

strict warning: Only variables should be passed by reference in /home/wwwcun/todamedicinaalternativa.com/terapias/modules/book/book.module on line 560.

Quien practica yoga acepta con mayor distanciamiento los altibajos de la vida, aun sin perder el interés y la alegría de vivir. Sólo a través de un perfecto estado de equilibrio físico y psíquico podemos alcanzar la armonía personal y ser útiles a los demás y a la sociedad. El yoga conlleva un cambio radical de actitud psicoemocional y espiritual frente a la vida en general y al papel de cada uno en particular.
La flexibilidad y el no esfuerzo

En contraste con el acercamiento normal del deporte, Hatha Yoga no tiene la intención de aumentar la masa muscular, la fuerza, la velocidad o la resistencia. El yoga no busca el esfuerzo, de hecho, asanas es la antítesis del aerobic. La palabra clave aquí está, "la flexibilidad". La práctica de asanas no debería ser acompañada por el esfuerzo.

El asana es concebido de tal modo que los músculos no están implicados en su ejecución. En lugar de comprimir los músculos, un asana los alarga. Las uniones y los músculos son estirados y esto no requiere esfuerzo. Incluso es normal que después de unas dos horas de Hatha Yoga un practicante se sienta más enérgico y vibrante que al principio de la sesión, pero frente a los deportes por lo general se siente cansado y desgastado.
Liberación

Un fin básico del yoga es alcanzar el moksha, un estado considerado perfecto, libre de pasiones y de inquietudes, resultado y función especifica del conocimiento verdadero. Moksha es el cuarto de los Purusharthas o grandes finalidades de la vida. Siendo los restantes: Dharma, Artha, Kama, [Moksha] y Prapti. Se llama Moksha a la purificación, que es el medio de alcanzar Lo Elevado, constituyente de la simiente de las sucesivas etapas de superación. Significa, además, liberación. Se dice que Moksha es el tipo de liberación alcanzable por los padres de familia.

Desde su creación, el yoga se ramificó en diversas úneas, que siguen métodos diferentes para alcanzar el objetivo.

Existen muchos asanas Y varias técnicas, cada una de las cuales con diversas variaciones. Al ejecutar cada una de ellas, se debe relajar el cuerpo, respirar profundamente Y calmar la mente. Aunque al comienzo los movimientos parezcan incómodos, poco a poco se vuelven más fáciles de ejecutar. Antes de realizar cualquier postura, se debe hacer una preparación fisica y mental durante cerca de diez minutos. Entre una postura y otra se puede ejecutar la posición del cuerpo muerto: - boca arriba con los pies ligeramente separados, colocar las manos a una distancia de aproximadamente 15 centímetros a los lados del cuerpo, con las palmas vueltas hacia arriba, cerrar los ojos Y hacer tres respiraciones profundas de purificación para relajar todo el cuerpo, propiciando las condiciones para que el asana siguiente produzca su efecto. Después de los ejercicios es esencial una concentración profunda final, en esa misma posición, con la mentalización de todo el cuerpo y relajamiento
de cada una de sus partes.
 
 

Reglas simples que son de gran ayuda

 

El lugar para la práctica debe ser privado y lejos de la agitación. dará la intimidad necesaria para los ejercicios. Necesitará una alfombra para hacer cómodo el piso aveces frio o duro. Use una manta para no enfriarse durante las relajaciones y ropa cómoda, sin zapatos, lentes u objetos que limiten la movilidad
Antes de comenzar la secuencia de asanas, usted tiene que hacer los ejercicios de calentamiento; sin excepción, porque de otra manera puede dañarse al estirarse. No fuerce su camino por asanas; el asana deberá ser estable y cómodo. Antes de comenzar a practicar cualquier asana usted debe ser consciente de las contraindicaciones y evitar cuaiquier peligro para la salud; muchos asanas tienen contraindicaciones especificas y usted debe estar consciente de ellas. Conserve el ánimo y no desespere si al principio no consigue una postura, aún así notará los beneficios. Consulte a un especialista en caso de embarazo, lesiones cervicales, hipertensión o desprendimiento de retina. Siempre cuente con la supervisíón de un experto para hacer y deshacer las posturas, y respirar correctamente.
Mientras realiza un asana no deje a su mente vagar alrededor, enfóquese en la postura. Recuerde que la práctica asana es una forma de meditación. Después de la ejecución de cada asana usted debe tomar un minuto para asimilar los efectos especificos; esta fase de conciencia de conocimíento puede ser ejecutada en una posición cómoda (Savasana) y es una llave al éxito en el hatha yoga.
Es mucho mejor hacer 20 minutos de hatha yoga cada día que una sesión de dos horas por semana; no exagere al principio, porque sólo durará un par de semanas, debe conseguir mantenerse en la práctica regular por muchos años. Manteniendo el mismo horario y ubicación usted establece una resonancia benéfica que le ayudará a la larga. Cuando sea el momento, usted se sentirá
"mágicamente" atraído a comenzar la práctica.
La práctica grupal de yoga es mucho más eficiente que practicar asanas solo; más gente que ejecuta un mismo asana hará aumentar el efecto de "la ley de resonancia", en este caso uno más uno da más de dos. No olvide realizar la relajación después de cada sesión.