Iluminación intensiva

Este proceso se deriva de una estrecha conjunción entre los métodos de consejo recíproco y la práctica Zen de meditación sobre un koan o pregunta paradójica. Puede practicarse en grupos de diez a noventa personas, según el espacio disponible. El grupo es guiado por un facilitador que debe haber pasado por. una instrucción muy completa, ya que debe guiar a los participantes a través de una experiencia que puede producir fuertes respuestas emocionales.
La sesión básica suele durar entre tres días y una semana.

El grupo se divide en parejas; un miembro de cada pareja pregunta a su compañero un koan, y el otro intenta responder. Cinco minutos después se invierten los papeles. Transcurridos cuarenta minutos hay un descanso, y cada individuo elige un nuevo compañero. Cada día se efectúan períodos de trabajos manuales sin conversación, meditaciones en silencio y comidas en silencio.

El primer kaan que se utiliza es: «¿Quién soy yo?» Otros koan son: «¿Qué soy yo? ¿Qué es la vida? ¿Qué es el otro?» Algunos facilitadores varían estos temas. Una extensión del proceso puede permitir el uso de koan adicionales como: «¿Qué es la muerte? ¿Qué es el significado?» Cuando un individuo cree que ha resuelto el ko,an (o resuelto la paradoja), su respesta es presentada al facilitador para su evaluación. Así, el facilitador juega un rol parecido al .de un maestro de Zen.
Recientemente, se han incluido en el programa varios tipos de Tantra Yoga, sacados de las enseñanzas de Bhagwan Shrec
 Rajneesh. Por otra parte, el escenario de las sesiones puede situarse dentro del marco de un retiro convencional Zen.

Teóricamente, los participantes en una sesión de iluminación intensiva experimentan una relajación progresiva con respecto a su propia identidad. En una situación idónea, se produce una liberación de la estructura cognoscitiva demasiado tensa del individuo, y se experimenta una refrescante sensación de autodescubrimiento y bienestar, estado denominado salod en filosofía Zen. Obviamente, algunos miembros del grupo son afectados más profundamente que otros, pero a todos se les ayuda a conocerse a sí mismos. Este método beneficia a quienes se enfrentan a una crisis en su vida, a quienes se sienten enajenados, o a quienes desean comprender su propia personalidad. Aunque este método es eficaz como proceso independiente y autosuficien te, también ;resulta útil para quienes han pasado por otras experiencias grupales de tipo GestaIt y quieren continuar esta clase de experiencias.