Análisis transaccional

El análisis transaccional es una teoría de la personalidad elaborada durante los años cincuenta por el psiquiatra norteamericano Eric Berne. Inicialmente se desarrolló como una respuesta a la dominante concepción psicoanalítica, y se pretendía con ella capacitar al paciente para que comprendiese, rápidamente y en un lenguaje coloquial la naturaleza de sus transacciones, sin necesidad de entrar en una exploración histórica de las raíces de su personalidad.

La esencia de este método consiste en analizar las transacciones en términos de los tres modos posibles y mutuamente exclusivos de actuación: el padre, el adulto y el niño. Una contribución importante de esta teoría reside en el análisis de «juegos». Las personas que intervienen en estos juegos pueden sostener relaciones estereotipadas con los demás, relaciones que son relativamente improductivas pero que, siendo predeciblemente estimulantes, ofrecen ciertas satisfacciones limitadas.

Actualmente, este método se utiliza como terapia, no sólo en los Estados Unidos, sino también en la India, Japón, Australia, Sudamérica y, cada vez en mayor grado, en Europa. El análisis transaccional es, en gran medida, una terapia de introspección, aunque al mismo tiempo pone considerable énfasis en los sentimientos. También se caracteriza por poseer un enfoque «contractual»; es decir, antes que nada el paciente y el terapeuta establecen una meta de conducta definida hacia la que dirigcn conjuntamente sus esfuerzos. No se pretende establecer y resolver una relación de transferencia, y las sesiones son siemprc cara a cara, y a menudo en grupos.

En los últimos años, la teoría se ha extendido para cubrir, de hecho, algunos aspectos del desarrollo de la personalidad (primeras decisiones, posiciones existenciales, preferencias sentimentales, patrones de conducta), generalmente asociados con la psicología profunda. Al mismo tiempo, se ha popularizado como medio para tratar y mejorar las relaciones «normales», no sólo en su contexto terapéutico, sino también en las esferas de la educación, la administración. etcétera.