Ondas, radiaciones y vibraciones

 Cimática

La física moderna considera que la materia está compuesta de energía que cuando aparentemente se mueve lo hace en foona de ondas, y cuando permanece aparentemente estacionaria está formando campos de fuerza. La materia, no obstante, puede ser manipulada mediante las leyes de la mecánica y la geometría. Sin embargo, la existencia de fenómenos tan diversos como la psicocinesis, la adivinación y la curación con agua, y de hecho todos los sucesos extraños que no pueden explicarse mediante el concepto mecánico de la materia, resultan lógicos cuando empleamos la teoría de la relatividad. Einstein decía: «En esta nueva física no hay lugar para la materia y el campo, ya que el campo es la única realidad».

De todo esto se desprende que la mente es materia y la materia es mente. Así, a pesar de la increíble diversidad aparente de los seres humanos, todos estamos integrados dentro de un universo consciente. Según esta idea de unidad, podemos utilizar la nueva ffsica y las antiguas ciencias mecánicas para crear nuevas terapias.

Una concepción que tiene considerables posibilidades es la cimática, que es el estudio de la relación entre las ondas (vibra
ciones) y la materia, la doble reacción entre la vibración libre y el estado sólido. En el siglo XVI Ernest Chaldni demostró que el sonido produce formas sobre arena extendida sobre delgadas placas de metal. Más recientemene, Hans Jenny demostró el efecto del sonido en tres dimensiones. Su tonoscopio funciona utilizando la voz humana como fuente de sonido. Cuando se pronuncia la letra O, aparece una forma esférica en el gráfico. En Oriente, el sonido OM es considerado la fuente de toda existencia. El Mandukya Upanishad dice: «Todo lo que es pasado, presente y futuro es en realidad OM. También lo que se encuentra más allá de la triple dimensión del tiempo es OM». Este concepto sagrado que ha adoptado la física moderna es muy antiguo.

La voz humana es sumamente utilizada en Oriente y África para curar e influir los estados emocionales. Las cintas magnéticas pueden manipularse para formar ciclos repetitivo s de sonidos de baja frecuencia que hacen vibrar un micrófono colocado sobre las zonas del cuerpo que se desea influir. Por otra parte, también pueden emplearse baños de música o sonido. Los vibradores mecánicos de frecuencia variable también son eficaces. Actualmente, estos tratamientos son utilizados en afecciones dolorosas de huesos, músculos y articulaciones, aunque sus efectos más amplios aún no han sido explorados. El efecto térmico de la radiación electromagnética de onda muy corta tiene también muchas aplicaciones, desde la cocina hasta la fisioterapia. La terapia cromática es otra forma de vibración que influye cuerpo y mente.

Un patrón estático puede afectar a las vibraciones que proceden de su esfera de influencia. Por ejemplo, muchos edificios influyen en el estado emocional de las personas que los habitan. Recientemente, Jay Hambridge y Matila Ghyka han elaborado algunos de los principios que rigen la construcción de dichos edificios, los cuales se basan en la manipulación del Justo Medio (1: 1,618) que, mediante simples construcciones geométricas, puede producir una serie creciente de relaciones espaciales armónicas. Se trata de un principio de crecimiento logarítmico simétrico. Todo ser vivientaumenta de tamaño siguiendo esta fórmula, que puede demostrarse fácilmente en plantas, conchas y cristales. El Justo Medio puede utilizarse para analizar la armonía, y, la monumental obra de Kayser, Harmonia Plantarum, demuestra que el crecimiento de las plantas sigue las leyes de la música. Los antiguos egipcios comprendían estos principios, como podemos ver en las pirámides, dotadas de una compleja estructura armónica, así como de la particularidad de conservar los tejidos vivos. De estas observaciones se ha ido desarrollando la energía piramidal y la psicotrónica, cuyas formas responden con movimientos giratorios a la observación humana. La producción de potencias homeopáticas con el método geométrico de Malcolm Rae sugiere que la radiónica y la homeopatía también pueden formar parte de la cimática.