Movimientos principales del Tai Chi

LA AGUJA EN EL FONDO DEL MAR

INSPIRACIÓN: Estamos sobre la pierna izqUierda en dirección NO, con
el brazo izquierdo horizontal empujando hacia abajo y el brazo derecho vertical cerca del hombro, empujando hacia adelante. La pierna derecha se levanta, y los brazos giran como si nadáramos, el derecho bajando por delante y el izquierdo subiendo por detrás.
 

ESPIRACIÓN: Cuando los brazos han hecho un circulo completo y vuelven a estar el derecho arriba y el izquierdo abajo, empieza otro circulo igual, pero en este caso expirando.
INSPIRACIÓN: Al final de la segunda vuelta, con el brazo derecho pasando por arriba, la pierna derecha se estira hacia atrás para volver al suelo y doblarse al recibir progresivamente nuestro peso.

 

ESPIRACIÓN: La mitad superior del cuerpo gira por la cintura hacia la derecha. Los brazos caen hacia atrás, suben, y giran hacia la izquierda, deshaciéndose también el giro de la cintura. Después de dar una vuelta por el lado izquierdo los brazos vuelven para cruzarse de nuevo en el centro.
INSPIRACIÓN: Volvemos a caer hacia atrás repitiendo los mismos circulas, con los brazos primero hacia la derecha y luego hacia la izquierda. Los brazos se estiran el uno al otro muwamente, cada uno estira al otro hacia su lado favorable. Lógicamente, cuando vamos hacia la derecha el brazo derecho gira amplia y cómodamente, mientras que el izquierdo hace un giro mucho más reducido. Y viceversa.
ESPIRACIÓN: Cuando los brazos vuelven a encontrarse por delante, el derecho baja verticalmente hacia el suelo con una suave ondulación, que se traduce en la mano en una pequeña espiral descendente, como la aguja que se hunde en el agua. En este movimiento es muy importante la pierna derecha, que debe sostener el peso de forma relajada y flexible. E5to nos dará confianza para que el cuerpo se hunda cuando los brazos caen hacia atrás, así como el impulso suflciente para subir cuando van hacia la izquierda y   
hacia arriba. La columna vertebral se instala relajada pero firme entre las dos piernas ligeramente  dobladas, dispuestas como el cuerpo entero a sostener el peso el cielo encima de las manos.

LÁTIGO SIMPLE.
INSPIRACIÓN: Al regresar sobre la pierna izquierda ésta se dobla, facilitando el giro del cuerpo hacia la izquierda, quedando como en la posición inicial. En el giro los brazos caen ligeramente buscando el eje del cuerpo, que utilizan para subir al centrarse la columna y repartir el peso por igual entre las dos piernas. Todo el cuerpo crece con la inspiración, que empuja los brazos hacia arriba, abriéndose a la altura de la cabeza.
ESPIRACIÓN: Los brazos dibujan una curva hacia cada lado, y el cuerpo entero baja doblando las rodillas. Los brazos caen por cada lado del cuerpo dibujando entre los dos un círculo de la cabeza a las rodillas, con centro en el ranríen. Al final del descenso el
peso descansa sobre la pierna derecha, quedando la izquierda suspendida libremente en el aire. Las manos se juntan por delante de las rodillas, uniendo sus dedos la mano derecha y quedando ésta por dentro de la izquierda.
INSPIRACIÓN: La nueva subida se produce con las manos formando un movimiento circular por delante del cuerpo, subiendo por la parte exterior hasta la altura de la cara. El peso sigue apoyado en la pierna derecha, y la izquierda queda colgando relajada, aunque sensible a la ondulación y el balanceo general ..
ESPIRACIÓN: La bajada se produce al completar las manos el círculo por la parte interior, siguiendo el eje del cuerpo. Es importante aquí soltar completamente los hombros, evitando así que el movimiento se corte en la mitad  del descenso. La rodilla se dobla ligeramente, obligando a la pierna y al pie a relajarse, lo que da estabilidad y energía al movimiento global.
INSPIRACIÓN: Con la energía acumulada en la calda, subiremos de nuevo sin ningún esfuerzo. Sin variar la distribución del peso ni la forma de las manos, los brazos siguen para subir en sentido Inverso al mismo circulo lateral que hemos utilizado antes para balar. El circulo ascendente se cierra cuando las manos se acercan una por cada lado de la cabeza.

ESPIRACIÓN: Volvemos sobre la pierna Izquierda al mismo tiempo que los brazos se estiran horizontalmente. El pie izquierdo se coloca

INSPIRACIÓN, La pierna izquierda se estira y la derecha se dobla recibiendo el peso, con lo que el cuerpo se ladea hacia la izquierda. Los brazos se curvan siguiendo dócilmente el giro iniciado en la base de la columna. El izquierdo baja   hacia atrás y el derecho sube por delante, compensándose mutuamente. Cuando el brazo izquierdo vuelve hacia adelante pasa paralelo por encima de la pierna estirada hacia la derecha el más amplio, con lo que el movimiento acaba, lógicamente, en el mismo punto en elque empezó. En el último paso hacia la derecha el cuerpo se incorpora en el suelo a una distancia similar a la de los hombros, recibiendo progresivamente nuestro peso. La mano izquierda queda con la palma extendida verticalmente, mientras que la derecha sigue con los dedos unidos hacia abajo en forma cónica, como el pico de una grulla. La mirada sigue el avance de la mano izquierda.

 

 

LAS MANOS ONDULANDO COMO NUBES

 

INSPIRACIÓN: Estamos apoyados en la izquierda, con los brazos estirándose horizontalmente. Desde aquí empieza un desplazamiento lateral hacia la derecha, bajando
primero hasta el punto medio entre los dos pies, y subiendo al apoyamos mayoritariamente sobre la derecha. El brazo izquierdo sigue este movimiento del cuerpo cayendo suavemente como un péndulo, mientras el derecho permanece levantado. Cuando el brazo pasa por el eje vertical y empieza a subir hacia la derecha con la palma extendida, la pierna izquierda se levanta acercándose a la derecha, que nos sostiene f1exiblemente, subiendo o bajando a medida que el balanceo del cuerpo se lo pide.
ESPIRACIÓN: Cuando el brazo izquierdo llega a la altura de los ojos, es el derecho el que empieza a bajar. La pierna izquierda se estira para volver al suelo con un paso amplio hacia la izquierda. La mano izquierda gira su palma hacia abajo e inicia el retorno pasan do horizontalmente por delante de los ojos, ondulando como una nube en el horizonte. Cuando el brazo derecho pasa la vertical y empieza a subir, es la pierna derecha la que se levanta.
INSPIRACIÓN: Cuando la mano derecha llega a la altura de los ojos la izquierda empieza a bajar. La derecha gira la palma hacia abajo y vuelve hacia la derecha horizontalmente por delante de los ojos . Como vemos, el movimiento es
el mismo, y se repite una vez en cada sentido, inspirando cuando nos desplazamos hacia la derecha y expirando cuando vamos hacia la izquierda. Los dos brazos se mueven sobre una misma figura semicircular, pero mientras que el izquierdo la recorre en el sentido de las agujas del reloj, el brazo derecho lo hace en el sentido contrario. El movimiento completo de ida y vuelta se realiza seis veces. En las tres primeras, el paso hacia la izquierda es más amplio que hacia la derecha, y en las otras tres es el paso hacia la  para sobre esta pierna, subiendo los brazos hacia aniba para enlazar con el movimiento siguiente.

ACARICIAR EL CABALLO ALTO.

ESPIRACIÓN: Los dos brazos se acercan entre si curvados por delante del cuerpo, el izquierdo subiendo con la palma hacia arriba y el derecho bajando con la palma hacia abajo. El peso se apoya cada vez más sobre la izquierda, que se dobla. Los brazos se cruzan a la altura del pecho, el derecho por dentro del izquierdo. Éste avanza y sube hacia la izquierda, mientras el derecho sigue bajando, siguiendo la dirección de la pierna derecha estirada.
INSPIRACIÓN: La mano y el pie derecho se levantan al mismo tiempo, y el cuerpo entero gira hacia la izquierda. Los dos brazos están curvados hacia arriba, equilibrándose mutuamente cada uno por su lado. Mientras el derecho sube por detrás, el izquierdo baja por delante.
ESPIRACIÓN: El pie derecho vuelve al suelo perpendicular al izquierdo, de forma que' al pasar el peso a la derecha, el cuerpo queda en dirección SE. El brazo derecho sigue bajando hacia adelante, donde le espera el izquierdo con la .mano hacia arriba a la altura
de la cintura. El pie izquierdo gira sin levantar el talón, quedando en dirección NE.

 BRAZOS CRUZADOS.
INSPIRACIÓN: Los brazos siguen doblados como si sostuvieran un balón. La pierna izquierda se levanta y gira hacia atrás, y en el giro los brazos se abren hacia los lados. El pie izquierdo vuelve al suelo perpendicular (SO) por detrás del derecho y recibe el peso. La pierna derecha se levanta y sube doblada por delante, mientras los brazos se cruzan por cerca del pecho, con la derecha por fuera.
ESPIRACIÓN: La pierna drecha se extiende horizontalmente, Y los brazos avanzan cruzados en la misma dirección (SO).