Bioenergética

El Institute of Bioenergetic Analysis fue fundado por Lowen en 1956 en Estados Unidos, desde donde la bioenergética se ha ido extendiendo por todo el mundo. Reich descubrió la naturaleza de la armadura caracterial, que constituye el patrón defensivo adoptado por el cuerpo para protegerse del dolor y sufrimiento psicológicos. Esta armadura caracterial crea formas y tensiones musculares crónicas y, por lo general, las personas no tienen conciencia de su existencia. La bioenergética intenta producir una integración sana entre el cuerpo y la mente, a fin de que la persona use su energía para descubrir el placer en lugar de emplearla como defensa, Así, pues, se presta atención al problema psicológico y a la expresión física del mismo, que se manifiesta en el cuerpo y los movimientos del paciente. Las técnicas de bioenergética intentan liberar.) al paciente de sus tensiones físicas, al tiempo que tratan Ir problemas psicológicos. Aunque la bioenergética debe mucho a Reich por el descubrimiento de la armadura caracterial, ésta difiere de la teoría reichiana, ya que utiliza una metodologia sistemática que trata la relación entre las funciones somaticas y los traumas psicológicos.

Existen tres áreas principales de trabajo:

1) asentamiento, 2)respiración y 3) estructura del carácter.

El asentamiento está relacionado con la seguridad emoción y con la autoridad personal del individuo. Muy a menudo, I personas dependen de otras personas y no de sí mismas, de partes de su cuerpo, por ejemplo de su cerebro, en lugar depender de todo su cuerpo. Este método permite descubrir sentido de identidad individual, tarea nada fácil. Es a través nuestras piernas y nuestros pies como permanecemos en contacto con la realidad. Para que una persona esté asentada debe adoptar una postura dada, con los pies firmemente colocad sobre el suelo y en una posición especial que permita que la energía del cuerpo se mueva en un flujo armonioso desde sistema respiratorio, que une al contacto positivo con la tie rra. Donde hay problemas de inseguridad, hay problemas asentamiento, de autoridad. Este problema debe ser tratado ti rante el proceso terapéutico.

Su comportamiento consiste en mantener fuera del alcance su cuerpo y medio ambiente. A su vez, la tarea de la terapia consiste en permitir que el paciente se enfrente a su terror y a su furia, y descubra su derecho a existir en el mundo.

El carácter oral se caraoteriza por un patrón muscular tenso contra el temor de abandono y aislamiento. Su comportamiento constituye una insaciable sed de protagonismo en sus relaciones con los demás. La tarea de la terapia consiste en enfrentarse a este aislamiento y a su consecuente rabia, y permitir al paciente que abandone las insaciables demandas que hace a los demás.

La personalidad psicopática se caracteriza por una tensión muscular contra el miedo al fracaso en caso de ceder. El paciente tiene necesidad de ser superior a todos los demás en todo .momento. La tarea de la terapia es afrontar el temor de sumisión y aceptar la interdependencia como única manera de vivir.

El carácter masoquista se caracteriza por una tensión muscular contra el miedo de expresar sus derechos y necesidades. La tarea de la terapia consiste en afrontar el miedo a admitir que el paciente tienen necesidades y, luego, hacer que vea las necesidades de los demás, mostrándole así su libertad de cuidar de sí mismo antes de hacerlo de los demás.

La estructura rígida se caracteriza por una tensión muscular contra el temor a los desengaños emocionales. El paciente tiene necesidad de controlar sus emociones y de no comprometerse en sus relaciones. La tarea de la terapia consiste en confrontar el terror y la furia para unir la cabeza con las sensaciones genital es, y para abrir paso al contacto y a la aceptación.

La capacidad de comprender las estructuras caracterológicas equivale a poder leer la historia de la vida del paciente antes de que éste diga una sola palabra. La bioenergética proporciona un análisis rápido y dinámico que puede corroborar el paciente. A través del contacto con el cuerpo, el paciente puede tomar contacto con su historia y sus problemas actuales, puede encontrar una manera de integrar su mente y su cuerpo, y adquirir así una autocomprensión y conciencia integrales.

Para hacerlo, el paciente debe comprender el problema y tener la voluntad de revivir las experiencias de privación y sufrimiento. Con ello resulta posible volver a evaluar la anterior experiencia de temor y verla como algo soportable debido a que no le impide llegar a las fuentes de su propio bienestar. De esta manera, el paciente ya no necesita adoptar una estructura defensiva, por ejemplo, manteniéndose tenso contra el abandono, porque puede, en tanto que adulto, descubrir otras áreas de recursos y riqueza tanto dentro de sí mismo como en el exterior. Así, puede repetir su postura física y revivir su temor para encontrar un nuevo camino que lo lleve del temor al placer.

¿Significa eso que se ha curado? En bioenergética, no se emplea la palabra curación. Lo que se sostiene es que la persona es capaz de aceptar lo sucedido y de absorber las experiencias dentro de su vida para siempre, encontrándose así listo para dar el siguiente paso en su crecimiento y desarrollo.

El concepto de que en bioenergética no existe ningún lugar donde se pueda esconder el terapeuta, es fundamental para los talleres terapéuticos. El conocimiento es un fenómeno del ego, y hay que trascender el conocimiento; por ejemplo, el terapeuta tiene que sentir <el flujo y la dirección del curso y la excitación del cuerpo. Tiene que conocer el dolor y el sufrimiento, o se encontrará ante la dificultad de ser paciente y respetuoso con su cliente. Una persona que nunca ha llorado no puede ayudar a una persona en su dolor. Una persona que nunca ha amado, difícilmente podrá ayudar a una persona con su ternura.