Medicina tradicional y Flores de Bach

Las flores no sustituyen en todos los casos a la medicina tradicional, lo que sí se ha comprobado es que tanto en enfermedades físicas como psíquicas la recuperación es más rápida si se ayuda con los florales.

Lo mismo ocurre con las dosis de las drogas: se necesitan menores cantidades para lograr el mismo efecto si se toman florales.

La INESTABILIDAD: es negarse a ser guiado por el Ser Superior, teniendo fe en nosotros y en nuestro Creador que hace todo para nuestro bien.

La CODICIA: la codicia lleva al deseo de poder, no permitiendo que los otros seres se desarrollen al tratar de imponerles acciones y pensamientos.

La enfermedad, como dijimos, es una guía para descubrir el o los defectos subyacentes y corregirlos. Esto no se hace mediante una férrea disciplina sino practicando la virtud contraria hasta que se nos haga carne.

Los remedios florales y la medicina tradicional

Hay veces en que la medicina tradicional es imprescindible. Ante una fractura, hay que enyesar; en un accidente hay que operar; una grave infección necesita de antibióticos; una

crisis nerviosa severa, de la medicación indicada por un médico psiquiatra. Pero los remedios florales sí pueden aliviar el trauma emocional que el shock o el dolor causan, incluso pueden ser suministrados a la persona estando inconsciente o rociar el ambiente para que las vibraciones del floral actúen. Las flores no sustituyen en todos los casos la medicina tradicional, lo que sí se ha comprobado es que tanto en enfermedades físicas como psíquicas la recuperación es más rápida si se ayuda con los florales. Lo mismo ocurre con las dosis de las drogas: se necesitan menores cantidades para lograr el mismo efecto si se toman florales.

 

Cuáles son las indicaciones

 

una persona temerosa de relacionarse con los otros puede parecer que necesita remedio floral para el miedo, pero si seguimos investigando esto puede ser así, pero también puede ser que haya sido atacada por alguien en algún momento de su vida y lo que tenga sea un trauma, lo que indicaría otra flor, o puede ser que alguien de su entorno la esté haciendo o la hayan hecho sentir en algún momento de su vida, insegura y de poca valía y el floral a indicar sería otro.
Como vemos, hay que bucear en el interior nuestro o del otro para no equivocarnos.
Los florales se pueden combinar para potenciar su efecto, pero hay que tener en cuenta que a mayor cantidad, menor efecto.
Pueden recetarse hasta un máximo de 7; lo ideal son 2 ó 3 y se irán cambiando a medida que los síntomas varíen.
Siempre se trabaja con las emociones que la persona tiene en el presente, luego irán apareciendo otras, como las capas de una cebolla.

El tratamiento puede durar tanto como cada persona sienta que lo necesite. También se puede suspender y volver a retomar si se cree necesario. Ante crisis y situaciones especiales se puede preparar una fórmula de apoyo.
Trabajar con las flores requiere un buen conocimiento de las mismas y amor y conocimiento del alma humana.

Las flores para plantas y animales

Las plantas y animales son seres vivos y por lo tanto tienen emociones si son atacados, en cuyo caso es beneficioso suministrarles remedios florales. No nos olvidemos que el Dr. Bach comenzó investigando con él mismo y luego con animales y plantas antes de presentárselas a la Humanidad.

Los niños y las Flores de Bach

Los niños pueden tomarlas sin ningún problema y por lo general sus efectos se hacen visibles más rápidamente en ellos.
Con los ojos del alma bien abiertos
Para utilizar uno mismo las flores del Dr. Bach hay que leer bien los libros que éste escribió y tener una gran auto percepción o bien tratarse con una persona idónea. Los resultados de la terapia floral de Bach bien utilizada son más que maravillosos, pero si se indican mal se perderá una gran oportunidad de sanación física e interior. Hay que tener mucho cuidado pues todas estas nuevas terapias en manos de inescrupulosos resultan contraproducentes.
 

 

La primera vez que se toman

La primera vez que una persona toma Flores de Bach, es recomendable que se sensibilice rápidamente. Esto se hace de la manera siguiente:

1er. día:

1. Tomar 4 gotas cada 10 minutos, durante la primera hora.
2. Tomar 4 gotas cada 20 minutos durante la segunda hora.
3. Posteriormente tomar 4 gotas cada hora, durante el resto de ese día.

2do. día:

Tomar 4 gotas cada hora, durante todo ese día.

3er. día en adelante:

Debe de tomar 4 gotas, cuatro veces al día. Esto es necesario para que el paciente se adapte al remedio, haciendo que su acción sea más eficaz, sensibilizándolo.

A veces el paciente no puede cumplir cabalmente este proceso de sensibilización y tiende a repetirlo o a abandonar el tratamiento. En estos casos, lo recomendable es que inicie el tratamiento en la forma ortodoxa de 4 gotas, 4 veces durante la jornada. Después del primer frasco de Flores de Bach las soluciones deberán tomarse 4 veces al día, hasta que el frasco de 30 cc se termine.

Para mejorar la eficiencia del tratamiento, es conveniente hacer las 3 primeras tomas del remedio antes de las comidas y la última antes de acostarse. Esto asegura que no se contamine con los sabores de los alimentos.

Incrementar ¿la dosis o frecuencia?

En algunas ocasiones es necesario reforzar la  acción del remedio, por lo que se puede incrementar la frecuencia de las tomas dependiendo de la situación del paciente, pero de ninguna manera se deberá modificar la dosis de 4 gotas. Esto es, siempre deberán tomarse cuatro gotas, aunque se tomen más de cuatro veces al día.

En casos de emergencia, pueden tomarse cuatro gotas cada 5 minutos durante la primera media hora; durante la segunda media hora se puede incrementar la frecuencia a 10 minutos; posteriormente a 20 minutos y una vez superada la emergencia se deberá suministrar en la forma clásica de 4 gotas, 4 veces al día. Repetimos, se puede incrementar la frecuencia, pero siempre se toman 4 gotas.

Valoración del paciente

Al terminar cada frasco, el terapeuta deberá valorar nuevamente al paciente, para decidir: - Si da por terminado el tratamiento.
- Si deberá continuar el tratamiento sin modificaciones a la fórmula.
- Si cambiará la fórmula del remedio.
En algunas personas el tratamiento con Flores de Bach produce resultados muy rápidos, y en otras es más lento. Generalmente se ven resultados a los pocos días, y una recuperación casi total después de un par de meses.

Nuestro carácter resulta ser el brazo derecho de nuestra alma. Él es el encargado de realizar con sus fortalezas y debilidades, la misión que el alma tiene. En él concurren también, todas las consecuencias buenas y malas que hayamos adquirido a través de nuestra educación, experiencia (también otras vidas) y entorno que nos rodea. Resulta entonces, que cualquier bloqueo emocional o experiencia difícil, modela nuestra personalidad y la condiciona a repetir unas pautas de comportamiento limitadas y erróneas, que nos impiden desarrollar el plan liberador que el Alma nos susurra continuamente. Así pues el dicho "Soy así, no lo puedo evítar", refleja claramente la oposición que existe entre lo que querríamos ser (alma), y nuestros hábitos adquiridos que condicionan nuestro carácter. Es en este lance, cuando el carácter se debilita y no puede responder a los designios superiores del alma, cuando somos avisados a través de nuestras enfermedades.

En el aspecto clínico del tratamiento con Elixires Florales, se observa con frecuencia que determinados caracteres están muy asociados con unas determinadas enfermedades o
síntomas típicos. Por ejemplo en el caso de un carácter crítico e intolerante hay mayor propensión a las alergias, en los caracteres amargados y resentidos la propensión es hacia enfermedades de tipo reumático; los caracteres más coléricos tienden a padecimientos de hígado; los más posesivos y manipuladores tienen tendencia al estreñimiento, a los más complacientes y que no saben decir "no" les suele aquejar debílídad general y cansancio.

Es lógico pensar que el tratamiento o terapia que se sigan, para curarse de cualquier enfermedad; requiere también de un cambio armonioso de nuestra actitud para alcanzar la sanación completa. Los Elixires Florales apoyan ese cambio; equilibrando nuestra personalidad y alineándola con los designios de nuestra alma.
 
 

RESPUESTAS A LAS PREGUNTAS MÁS FRECUENTES

1. ¿ Qué ocurre si elige el remedio floral equivocado?

Lo más probable es que no produzca ningún cambio. No dará respuesta a lo que estaba buscando pero no ocasionará alteración alguna porque no tienen efectos negativos ni contradictorios. Sencillamente será como si no las hubiera ingerido.

2. Hay remedios florales para adelgazar?

No. Hay flores que calman la ansiedad, nos ayudan a vernos mejor, a recuperar la confianza en nosotros mismos y a recobrar las ganas de vivir. Recordemos que las Flores de Bach no actúan directamente en el plano físico sino en los estados emocionales.

3, ¿ Son recomendables para personas hipertensas, con insomnio, o afecciones cardiacas?

No sin la estricta consulta al médico. Las afecciones orgánicas como las citadas, que podrían sumarse a otras como la diabetes, patologías nefrológicas, etc., están reservadas al seguimiento profesional porque requieren de tratamientos específicos.
Sin embargo, con su anuencia podrían sumarse a la medicación para colaborar con el equilibrio emocional.

Los 38 remedios florales creados por el Dr. Bach, fueron seleccionados para cubrir todos los aspectos de la naturaleza humana incluyendo los estados negativos que subyacen en las enfermedades.