Compartir en redes sociales
Share/Save

PostHeaderIcon Tipos de baños

Baños con agua fría y caliente

 

Los baños alternando agua fría y caliente cumplen totalmente la ley de la acción y la reacción, actúan como una bomba artifi

cial para estimular la circulación sanguínea y la eliminación venosa y linfática. Cuando se aplica uno de estos baños en una área congestionada, se produce una rápida reducción de la inflamación. Este tipo de baños también se emplea para aumentar la circulación local, pudiendo efectuarse en forma de baño de asiento, de brazo o de pierna, o en forma de atomizadores calientes y fríos. Por regla general, la parte afectada se sumerge en agua caliente durante dos o tres minutos, sumergiéndola después durante medio minuto en agua fría, se repite este proceso tres veces, y se concluye con la aplicación de agua fría.

Baños de alta y baja temperatura

Ese tipo de baños duplica el efecto de los baños con agua fría y caliente, y tiene la ventaja de que se tolera fácilmente por personas menos vigorosas. El baño comienza con agua templada, y va aumentando paulatinamente de temperatura al ir añadiendo agua caliente. Luego se reduce la temperatura eliminando un poco de agua y añadiendo agua fría.
Baños neutros
Los baños neutros, a una temperatura de 36,7 a 37,2° C, pueden y deben durar más que los baños calientes. El efecto de dichos baños es producir relajación y reducir la tensión. Si se añaden hierbas relajantes al baño se obtiene un medio ideal para tratar todo tipo de casos de insomnio, tensión e irritabilidad. También pueden tratarse algunas afecciones de la piel, y añadiendo sal pueden utilizarse para el tratamiento de quemaduras. Las algas, el pino, la avena, el salvado, la sal, la sosa y las mezclas de saúco aumentan el efecto de los baños neutros.

 

Baños que utilizan el movimiento del agua

Masaje subacuático

Esta forma de baño combina el efecto térmico y relajante del agua con una poderosa forma de masaje. Se succiona el agua de la bañera para que luego regrese en forma de chorro, cuya presión  varía de acuerdo con el caso en tratamiento. El chorro de agua puede ser dirigido a cualquier parte del cuerpo, constituyendo una forma de masaje muy estimulante y poderosa. Después de esto!! baños conviene tomar un reposo.

 

Baños de remolino

En el baño de remolino se utilizan pequeños agitadores eléctricos para producir un efecto similar al del baño subacuático, aunque mucho menos fuerte. En los Estados Unidos, durante la primera guerra mundial, este método se empleaba frecuentemente para tratar las heridas de brazos y piernas, las fracturas y la parálisis. Empleados a temperatura neutra, los baños de remolino pueden utilizarse en el tratamiento del insomnio y de la tensión; II temperaturas superiores, se les puede utilizar en las lesiones de tejidos, nervios y articulaciones.

Baños aireados

En estos baños se introduce aire comprimido a través de pequeños agujeros en la madera o el metal, a fin de crear una masa de burbujas en el agua. Se trata de una forma de masaje bajo el agua menos poderosa que las anteriores, pero altamente eficaz, que tiene amplias aplicaciones en el tratamiento de las fracturas y los esguinces, así como un efecto tónico en general. Estos baños pueden tomarse de forma natural en algunos manantiales.

Baños de asiento

Los baños de asiento tienen dos secciones. La primera es una amplia bañera n la que uno se sienta de manera que el bajo vientre queda cubierto de agua y las rodillas se mantienen levantadas. La segunda consiste en una pequeña bañera para lo!! pies, y tiene la ventaja de que puede mantenerse a una temperatura distinta a la de la bañera grande. Los baños de asiento son particularmente benéficos para las enfermedades del bajo vientre: desórdenes intestinales, genitales y urinarios, así como para ION desórdenes del sistema reproductor femenino.
Cubriendo la bañera con una manta, el baño de asiento puede convertirse en un baño de sudoración bastante seguro para por sanas de edad avanzada o incapacitadas. En la posición que lit adopta durante el baño, la sangre concurre al abdomen
beza y el corazón no se ven sujetos a las altas temperaturas producidas por otras formas de baños de sudoración. Algunos" baños de asiento modernos están provistos de duchas anales y espinales.

Baños de asiento calientes

En el baño de asiento caliente, con temperaturas rondando los 44 ° C, todas las venas y tejidos del abdomen se expanden a medida que se acumula sangre en el abdomen. El baño debe durar unos diez minutos manteniendo constante la temperatura del agua, mientras que los pies se encuentran en un cuenco de agua fría. Luego el paciente toma un baño de asiento frío y coloca los pies en un cuenco de agua caliente. El baño de asiento frío debe durar uno o dos minutos.

Baños de asiento alternando agua fría y caliente

Aunque todas las dolencias abdominales mejoran con los baños de asiento, algunas afecciones, como el estreñimiento, las hemorroides, las fisuras de próstata y ano, etc., obtienen mayor beneficio con esta variedad alternada. El paciente se sienta en el baño caliente durante tres minutos, y luego de treinta a sesenta segundos, en el baño frío, y repite esta secuencia tres veces, concluyendo con el baño frío. Como en el caso anterior, los pies están en agua fría cuando el paciente está sentado en el baño caliente, y viceversa.