El método Rolf (o Rolfing)

strict warning: Only variables should be passed by reference in /home/wwwcun/todamedicinaalternativa.com/terapias/modules/book/book.module on line 560.

Este método, conocido también como procesamiento estructural, integración estructural, liberación postural y dinámica estructural, consiste en la aplicación de masajes muy profundos, en los que el rolfista manipula el cuerpo con objeta de devolverlo a su posición estructural o postura normal. El método recurre principalmente a las obras de Wilhelm Reich y Moshe Peldenkrais; en consecuencia, no se trata simplemente de un masaje físico, sino también de una técnica destinada a liberar de sus condicionamientos tanto el cuerpo como la mente y las emociones. Nuestra manera emocional y psicológica de relacionarnos con el mundo y con las otras personas queda reflejada físicamente en nuestro cuerpo. El cuerpo, y en particular una desproporción muscular, puede ser un escudo o una armadura que protege a la persona tanto de las incomodidades emocionales de la vida como de la experiencia consciente de los profundos dolores internas que se han ido acumulando a lo largo de su vida. Estas armaduras, o regiones de tensión; producen, por su influencia sobre el cuerpo, distorsiones, limitación de movimientas y rigidez. Así, las actitudes
del cuerpo reflejan actitudes mentales y emocionales, y la relación entre nuestro cuerpo y nuestra mente representa un único problema. Somos una unidad que reacciona a todo lo que nos ocurre, no dos entidades separadas que reaccionan separadamente a laR diferentes influencias.

Es imprescindible comprender este hecho, ya que es la base de todas las terapias dedicadas a la entidad cuerpomente que actualmente se utilizan en el mundo occidental. Desde hace mucho tiempo, en cambio, en Oriente están familiarizados con esta realidad.

Otro concepto impartan te en el rolfing es la influencia de la gravedad terrestre, ya que las distorsiones del cuerpo que se producen a lo largo de la vida se acentúan por la ley de gravedad. La terapia, por tanto, debe asegurar que la postura del paciente esté alineada correctamente con el campo de gravedad de la tierra. Ida Rolf señala: «La gravedad no sólo mantiene recta al hambre, también le alimenta ... Así, en un hambre erecto visto de perfil se debería poder trazar una línea recta a través de las arejas (bisecando el meato externo), el hombro (en la cabeza del húmero), el hueso de la cadera (cabeza del fémur), la rodilla y el tobillo (maléolos externos)>>. Las más recientes investigaciones en física subatómica han demostrado que todas las materializaciones, incluyendo naturalmente al hombre, son producto de la actuación transitoria de fuerzas que se producen, desaparecen y se vuelven a producir. Somos simplemente el resultado de las fuerzas en espiral que actúan sobre nosotros. Debido a nuestra visión limitada, la separación aparente entre mente, cuerpo y, emociones na es más que una comodidad necesaria para fines descriptivos. Es indudable que samos una entidad inseparable. El efecto físico del rolfing
, al actuar sobre el cuerpo a un nivel profundo, provoca necesariamente reacciones en la mente, con lo que las energías que están encerradas bajo la armadura y las mecanismos de defensa del cuerpo se liberan para vivir. A través de esta libertad llegamos a tomar conciencia de todos los temores e inhibiciones que tanto han limitado nuestra actuación dentro del mundo que nos rodea.      

El rolfing ayuda al individuo a equilibrarse y, en consecuencia, a ser libre entre las fuerzas de gravedad que actúan sobre él. En lugar de verse sometido pasivamente a su peso, podrá apoyarse en él, con lo que vuelve a ser una fuerza viva: su potencial queda incrementado de forma natural, y ya no esta
encadenado por sentimientos de odio, de celos, o por emociones negativas similares.
La aplicación del rolfing implica tanto el alargamiento como el aflojamiento de músculos y aponeurosis específicas. Las aponeurosis son delgadas envolturas de tejido conjuntivo que rodea ias estructuras del cuerpo: músculos, tendones, ganglios linfáticos, ligamentos, nervios, ete. Las aponeurosis son los órganos unificadores del cuerpo., y cualquier distorsión de los mismos, como estrechamientos o ensanchamientos, distorsiona también al cuerpo entero. El aflojamiento de las aponeurosis y de los músculos conduce a una recolocación de las fibras musculares y a una migración de regresa a su posición natural.
Mediante la manipulación de las aponeurosis es posible alterar radicalmente el cuerpo entero. Recobrada su libertad de reacción, el cuerpo. retorna de forma natural a su funcionamiento óptimo. Los alineamientos óseos, que pueden haber quedado distorsionadas par accidente a enfermedad previas, por la, fuerza del miedo a par atras condicionamientos, también vuelven, a asumir sus respectivas posiciones normales cuando. los tejidas blandos, las músculos y las aponeurosis han sido. aflojadas. Quizá podríamos comparar el método de rolfing con la reconstrucción desde su base de una pared que presenta combaduras y prominencias) en vez de intentar apuntalada par medias artificiales.
Un cursillo de rolfing suele" constar de diez sesiones, repartidas en un períada de cinco. a diez semanas. En las siete primeras sesiones se intenta eliminar las condicionamientos y las posturas de tensión profundamente arraigadas, así como las antiguos sistemas que el cuerpo tenía de relacionarse con eI mundo.. Las tres primeras sesianes están dedicadas fundamentalmente a liberar las aponeurosis, mientras que las sesiones siguientes se ocupan de liberar músculos y aponeurosis específicas.
La primera sesión está dedicada a liberar la respiración de todas las áreas del pecho., desbloquear las caderas, aflojar las membranas aponeuróticas exteriores del cuerpo y liberar lo.s, músculos en el área de la caja torácica con el fin de mejorar la respiración. Mediante un poco de trabajo adiciona! en las piernas, se prepara al paciente para las siguientes sesiones. La segunda sesión está dedicada a los pies y a los tobillos. La importancia de ,los pies, psicológicamente, consiste en su capacidad de poder conectar al paciente con la tierra, hacer que entre en contacto con la realidad y la gravedad. Un buen trabajo en los pies puede significar una mejoría importante en el modo en que el individuo «anda por el mundo» tanto literal como metafóricamente.
El objetivo de las últimas tres sesiones de rolfing es integrar el cuerpo, recién liberado y fluido, en nuevos modelas de movimiento, al manipular las capas de aponeurosis en las direcciones apropiadas. Según Dan Johnson «el objetivo del rolfing es auxiliar la dinámica interna de la carne, que tiende hacia la plenitud de sus funciones corporales en relación con el campo de la tierra. El objetivo no es la "claridad", sino la libertad de elecciÓn». Ida Rolf ha dicho que si las siete primeras sesiones son en parte una cuestión técnica, las tres últimas pueden ,considerarse un arte.
Desde el principio del tratamiento es necesaria que el ,terapeuta sea consciente de las actitudes mentales y emociona1les del conjunto corporal del paciente. A medida q1.le ¡a terapia va progresando en profundidad, las tensiones y resistencias se hacen más aparentes, y cada vez es más importante que el paciente se dé cuenta de la naturaleza inherente de estos «bloqueos». El terapeuta los señala, y se esfuerza por disalverlas con sus manos. Sin embargo, es el paciente con su creciente conciencia de sí mismo quien realmente experimenta cómo se libran en su interior los diferentes conflictos que anteriormente ignoraba. Esas fuerzas de la conciencia que estaban atadas y fijadas a actitudes que el paciente mantenía como defensas infantiles contra el dolor, el miedo y los desengaños, encuentran, sin otra ayuda que esta liberación de las energías del cuerpo, una nueva posibilidad de expresión y, por cansiguiente, una liberación permanente. Gracias a esta terapia, una persona puede adquirir una autonomía que le permita llegar a la espontaneidad.