Moxibustión

Durante las dinastías septentrionales y meridionales, Fan Yeh (398446), en su Historia de la segunda dinastía Han, dejó constancia de varios episodios acerca de la moxibustión, que un médico, Fue el Mayor, había divulgado. En uno de estos episodios se cuentan los trabajos de Hua To, un viejo médico muy hábil con la moxa, que frecuentemente obtenía buenos resultados tratando sólo uno o dos puntos. El autor narra cómo Hua To trató a Tsao Tsao (155220), estadista, estratega y poeta del período de los Tres Reinos, el cual sufría persistentes dolores de cabeza. Donde todos los tratamientos habían fracasado, Hua To le curó utilizando ]a moxibustión.

Este sistema es una especie de acupuntura en la que se utiliza el calor. Se enrollan hojas de artemisa (Artemisia vulgaris) hasta formar pequeños conos, que luego se colocan con el vértice hacia arriba sobre los puntos específicos de la acupuntura. A continuación se les prende fuego. Cuando el cono está a punto de quemar ]a piel, se retira en seguida. El paciente nota una agradable sensación de calor en ese punto, pero el procedimiento no resulta doloroso.
 
La moxibustión sigue normas similares a las de la acupuntura, aunque con objetivos algo diferentes. En particular se utiliza para estimular la energía Chi, la energía vital del cuerpo.

Otra forma de moxibustiónconsiste en utilizar una aguja especial, provista de una tacita en la parte opuesta a la punta. En este recipiente se coloca la artemisa, se le prende fuego, y el calor baja por la aguja, que se habrá clavado en el punto adecuado.

Por lo general, la acupuntura y la moxibustión se utilizan conjuntamente, pues se complementan y se las considera como partes de un mismo tratamiento.