Hidroterapia interna o terapia colónica

 Irrigación del colon

Un tratamiento terapéutico que se realiza normalmente en muchos balnearios y clínicas naturopáticas es la irrigación del colon. Basado en el mismo principio higiénico que el enema es, no obstante, un método más elaborado y limpia una zona bastante mayor del intestino grueso (colon). El tratamiento puede durar entre treinta y cuarenta y cinco minutos, durante los cuales el agua, a temperatura corporal, entra y sale del recto a través de un tubo doble.

La irrigación va más allá del área normal de defecación, el agua penetra en el colon transversal y en el descendente y, por consiguiente, su acción es más efectiva que la del enema. Además, la repetición del lavado ayuda a desprender la materia fecal adherida a las paredes del intestino.

Las irrigaciones del colon sólo son adecuadas para los pacientes que han ayunado durante varios días, durante los cuales la materia fecal y los residuos digestivos han pasado a través del colon. Estas irrigaciones son muy útiles para los pacientes que sufren .de estreñimiento y otras afecciones crónicas, tales como el catarro crónico, los problemas gástricos y los trastornos de la piel. Normalmente el tratamiento que se emplea para curar estas afecciones incluye, además de la irrigación del colon, un control dietético y otros tratamientos físicos complementarios.

La irrigación del colon no debe emplearse en el caso de que el paciente padezca diverticulitis, ciertos tipos de colitis, tumores malignos, o una gran pérdida de vitalidad.

Otra desventaja de la irrigación del colon es que la importantísimaa bacteria Lactobacilus communis, que juega un papel esencial en la digestión de celulosa, tiende a ser eliminada con el tratamiento. Aunque puede ser restablecida rápidamente mediante una dieta con alto contenido en fibra natural, consistente en cereales completos, frutas, vegetales frescos, y yogur de leche de cabra.

  Enemas

La preocupación que él hombre siempre ha sentido por su limpieza, tanto interna como externa, ha llevado a la creación de
gran número de sistemas de purificación. Posiblemente, la práctica más rara es la efectuada por ciertos místicos orientales que se tragan un largo trozo de tela, para que ésta absorba y elimine todas las impurezas del sistema gastrointestinal. Se dice que los yoguis avanzados son capaces de introducirse agua en el recto y en el intestino grueso simplemente efectuando movimientos con los músculos abdominales, y de esta forma crean un enema natural. El enema artificial inyección de agua, alimentos o sustancias medicinales dentro del intestino grueso aunque es un sistema más reciente que el enema natural, está basado en el mismo principio higiénico. La posterior evacuación del agua elimina del intestino grueso las heces aún no excretadas.

En los hospitales los enemas se utilizan para limpiar el intestino antes de ciertas operaciones abdominales, o para inyectar bario, una sustancia radioopaca que se utiliza en las radiografías del intestino delgado. Sin embargo, desde hace mucho tiempo los enemas son muy utilizados por los médicos naturistas como forma de hidroterapia. Aplicados conjuntamente con ayunos y programas dietéticos controlados, los enemas constituyen un valioso método de eliminación, pues expulsan los desperdicios que, de otra manera, se alojarían en las arrugas del recto al no ser transportados por el flujo fecal normal.

Los enemas pueden cumplir otras funciones, aparte de limpiar el organismo. Una inyección gradual de agua fría puede ayudar a reducir las fiebres: se inyectan pequeñas cantidades de agua, primero a temperatura corporal y gradualmente se va descendiendo la temperatura, hasta negar a los 16°C.

No es conveniente confiar en los enemas para tratar el estreñimiento, ya que una ayuda artificial tiende a reducir las funciones normales de los intestinos. Si se utilizan enemas con demasiada frecuencia, éstos pueden llegar a interferir en la secreción de mucosa y en la función bacteriana del colon. Normalmente, los enemas sólo deben aplicarse después de un corto período de ayuno o de una dieta ligera.