Curación metafísica

La curación metafísica es una terapia sumamente real que beneficia a millones de personas en todo el mundo. Al igual que la Christian Science, la curación metafísica proviene de las enseñanzas de Phineas Quinby, nacido en Nueva Inglaterra en 1802, quien contaba entre sus discípulos a Emma Curtis Hopkins, que causó un gran impacto en las enseñanzas del New Thought inicial, y a Mary Baker Eddy, fundadora de la Christian Science.

Todos los fundadores del movimiento del New Thought, ahora centralizado en la International New Thought Alliance, fueron estudiantes del Christian Science Theological Seminary, institución fundada por la señora Holmes en Chicago en 1887. La señora Holmes enseñaba que «el remedio para todo defecto o desorden es metafísico, se encuentra más allá del reino físico, en el reino de las causas mentales y espirituales [ ... l representa la práctica de la presencia de Dios reducida a un método científico, a saber, vivir una vida sin egoísmos a través de la unión de pensamiento con un poder que es Amor en acción».

En la declaración de principios de la International New Thought Alliance (INT A), que abarca todo el movimiento de la School of Practical Christianity (conocida en todo el mundo como UNITY, un gran cuerpo de cientos de iglesias y escuelas), así como en las declaraciones de principios del movimiento de la Religious Science, de la Divine Science, de las Churches of Truth, de las Churches of Christian Philosophy, de las Churches of Divine Metaphysics y de innumerables iglesias independientes, se estipula en el punto quinto: « ... debemos curar al enfermo a través de la oración y esforzarnos por manifestar la perfección así como nuestro Padre Celestial es perfecto».

Se cree que aproximadamente trece millones de personas aceptan la idea básica de que la curación puede efectuarse a través de oraciones metafísicas. Estas oraciones varían entre los diferentes grupos, pero todas invocan la presencia del poder de Dios, que trabaja dentro del cuerpo humano para eliminar la enfermedad y restablecer el bienestar. En la mayoría de los grupos, el agradecimiento por la salud es un elemento esencial del proceso. Algunos intentan provocar una armonía entra mente y espíritu a fin de devolver la salud al cuerpo enfermo.

Miles de personas están autorizadas por sus respectivas organizaciones religiosas para practicar curaciones. El acto de curación se efectúan mediante oraciones habladas o mentales, en presencia del paciente o a distancia. Los curanderos también trabajan conjuntamente con la medicina ortodoxa en los hospitales.

La principal organización de curanderos metafísicos, la INT A, celebró su LXV Congreso Anual en 1977, aunque el movimiento existe desde 1850.