Significado de los lunares, o dermatopsicología

strict warning: Only variables should be passed by reference in /home/wwwcun/todamedicinaalternativa.com/terapias/modules/book/book.module on line 560.

Lunares en la frente

A LA DERECHA: denotan espíritu sutil, grandes dotes diplomáticas. En general la memoria es excelente. Colocado muy alto en la frente, indica que estas cualidades van unidas a una sensualidad exigente. Es la señal de las seductoras y los seductores.

A LA IZQUIERDA: así como un lunar a la derecha revela creación, a la izquierda indica inclinación a soñar, temperamento pasivo. Los apetitos sensuales están sustituidos por el idealismo. Poco interés por los honores y dignidades. Es la señal de las personas originales, espantadizas, a veces celosas, de los corazones sensibles.

Lunares en la nariz

Tendencias eróticas muy pronunciadas. Cuanto más cerca está el lunar de las ventanas de la nariz, más intensas son las inclinaciones amorosas. Si están muy cerca: destino accidentado.

ALREDEDOR DE LOS OJOS

El lunar cerca del ojo, independientemente del lugar concreto que ocupa, señala un carácter lleno de espontaneidad, calor humano y generosidad rayana en la prodigalidad. Denota un espíritu expansivo.

A LA DERECHA: deja entrever una vida amorosa plena. Es el signo de la vida conyugal armoniosa, tanto en el terreno sexual como en el sentimental.
A LA IZQUIERDA: anuncia una existencia amorosa enervante e inestable. Signo negro de deseo y también de ciertas perversiones. EN LOS DOS OJOS: destino erótico de intensidad Y duración excepcionales. Muchas aventuras. Signo de seductoras y seductores.

 

ENTRE LAS CEJAS

A LA DERECHA: domina la sociabilidad. Facilidad para hacerse amigos. Sentido del comercio, espíritu de organización y de decisión. Poca afición a las ideas abstractas, a lo novelesco.

A LA IZQUIERDA: el corazón sensible y desinteresado. Imaginación viva y creadora.
Revela también una necesidad intensa de atarse.

EN EL MEDIO: un lunar justo en la raíz de la nariz es signo de intuición, el tercer ojo de los sabios asiáticos.
Indica una naturaleza particularmente receptiva, una profunda sensibilidad e incluso, a veces, dotes extralúcidas.

EN LAS MEJILLAS

A LA DERECHA: es signo de espíritu juicioso, agudo, inclinado a realizar y construir. Una personalidad que esconde, bajo candorosas apariencias, una voluntad concreta, el firme deseo de triunfar. Afición a la economía.

A LA IZQUIERDA: está colocado al lado del corazón Y no es por casualidad. Revela una naturaleza apasionada, exigente, generosa, un gran desinterés y, a menudo, debajo de una robustez aparente, se descubre una fragilidad insospechada.

ALREDEDOR DE LOS LABIOS

El sentido de los placeres materiales es evidente, pero con refinamiento. Estos lunares pertenecen a personas que aman la Vida muelle, la buena mesa y las obras de arte. Refleja curiosidad viva e insaciable, cuando la efélide está sobre el labio y a la derecha, mientras que si está debajo del labio y a la izquierda, denota agudo sentido de los negocios.

EN LA PARTE ALTA DEL CUELLO

Es como una serie de puntos de interrogación que la naturaleza traza en aquellos que considera tienen un carácter secreto y designios impenetrables.

EN EL MENTÓN

Es el lunar de la suerte y del buen humor. Anuncia un carác
ter feliz, la afición a los viajes y una gran aptitud a gozar de la vida

EN LAS OREJAS

Es signo de desmesura. Revelan una  naturaleza fuera de serie, que se integra facilmente en la sociedad. Es el «grano de locura», de genialidad también, a veces (Picasso tenía uno en la oreja izquierda). Situado en la parte baja de la oreja, significa malicia, ironía, humor sarcástico; la vitalidad sentimental es extraordinaria, el sentido moral turbio, Y las posibilidades de éxito son considerables.