CUIDAR LA SALUD CON LA LUNA

La influencia de la luna en el mundo físico

La Luna ejerce una influencia muy marcada en el mundo físico. El fenómeno de las mareas altas y bajas, tan conocido de todos, es una prueba evidente de la influencia de la Luna sobre las aguas del mar.
Todo el mundo sabe también la influencia que ejerce la Luna en el estado atmosférico. Cierto número de plantas curativas deben recogerse a la luz de la Luna para obtener de ellas mejores resultados. Asimismo, los agricultores de todo el mundo, por una experiencia milenaria, tienen siempre en cuenta las fases de ]a Luna en la realización de los trabajos del campo.
Así, por ejemplo, para el injerto de determinados árboles frutales esperan que la luna esté en cuarto creciente, mientras que la siembra de ciertas hortalizas, para obtener mejores resultadosl la efectúan en cuarto menguante.

 

LA INFLUENCIA LUNAR y LA SALUD

 

La Luna, además, ejerce una influencia extraordinaria en ]a salud del cuerpo humano. El célebre médico y astrólogo Nicolao Florentíno, del siglo XV]I, nos ha dejado una tabla maravillosa para conocer el curso de una enfermedad. Consultando dicha tabla sabremos en seguida los días que tardará en curar el enfermo, si la enfermedad será pasajera, difícil de curar o si será mortal.
Para servirse de esta tabla hay que tener en cuenta dos cosas: la primera, el día en que uno empieza a sentirse mal; la segunda, el día en que ha empezado la última lunación o nueva fase.

 

CURSO DE LAS ENFERMEDADES POR LOS DlAS DE LA LUNA

l. Si se enfermare en el propio dia del cambio de Luna, se ha de temer hasta los t 4 ó 2 I días; pasados los cuales señala mejoría.
2. Señala peligro hasta los catorce dias; después señala salud.
3. Señala que con pocos esfuerzos quedará curado.
4. Gran peligro hasta los veinte días; después, la curación es casi segura.
S. Trabajosa enfermedad, pero no mortal.
6. Si a los cinco dias no cura, trabajosa enfermedad que puede durar mucho.
7. Señala un pronto restablecimiento.
8. Si dentro de doce o catorce días nó se pusiera bueno, corre mucho peligro.
9. Señala enfermedad grave, pero no mortal.
10. Si a los treinta y un días no mejora de una manera muy marcada, peligro de muerte.
12. Si dentro de quince o veinte días no estuviere bueno, morirá.
13. Señala trabajosa enfermedad hasta los veinte días, pasados los cuales, ya no hay peligro.

Pronóstico inquietante: puede curarse rápidamente o morir.

14. Señala que estará enfermo hasta los 15 días; pero de allí en adelante, mejorará.
15. Si dentro de ocho días no se cura, puede tener un desenlace funesto.
16. Señala que padecerá hasta los veintiocho días, y si los pasare, sanará.
17. Si pasa relativamente bien los quince primeros dias, curará por completo.
18. Si no sanare pronto, la enfermedad será muy larga, con peligro de muerte.
19. Si durante los primeros nueve días experimenta mejoral no corre ningún peligro.
20. Gran peligro hasta el séptimo día; pasado éste, irá mejorando lentamente.
21. Gran peligro hasta los diez primeros días la Luna siguiente señala salud.
22 . Dentro de diez o doce días, curará.
23. Hasta a principios del mes siguiente lo pasará mal, pero curará.
24. Si dentro de 22 días no estuviese bueno, la Luna del mes siguiente señala peligro de muerte.
25. Si dentro de diez y nueve días no muere, aunque con gran trabajo, sanará.
26. Gravísima enfermedad, cuyo final puede ser funesto.
27. Señala que de una enfermedad caerá en otra. Corre algún peligro.
28. Peligro de muerte si no curase antes de treinta y seis días.
29. L.1 enfem1edad será larga, pero curará, aunque muy lentamente.
30. Trabajosa enfermedad, pero con gran cuidado y diligencia recobrará la salud.
31. Larga enfermedad, pero al fin se verá libre de ella.