Suerte, destino y terapias alternativas

Medicina alternativa es el último reducto de los mitos de una cultura dada, quizás más importante que la lengua misma, que hasta aquí se considera –como es lógico- que no hay mejor reflejo de una civilización que su lenguaje. Pero resulta que las lenguas se extinguen antes que los pueblos (o mientras éstos se desmembran, para compartir las opiniones de varios), por lo que uno de los hitos principales que quedan para echar un vistazo muchas veces no superan algunas contadas formulaciones de identidad que se evidencian mejor con la medicina propia.

 

Buena Suerte

 

 Para algunos, la suerte, así como el destino no pueden ser modificados.

Para otros, cada uno hace su propio destino y consecuentemente, modifica o no a su suerte. Depende de la creencia de cada uno; lo que sabe al respecto del asunto; como piensa; inclusive, la fe que profesa. Algunas religiones admiten que usted pasa por aquí con un objetivo, lo de aproximarse al mismo es, en este caso, que usted está predestinado a pasar por algunas situaciones previstas con antelación que no se puede] por eso, ser cambiada.

Es un campo delicado para cualquier tipo de discusión. Es un campo donde la fe es el principal argumento y, es este caso, discutir es falta de buen tacto. De cualquier manera, la sabiduría popular en sus rituales y simpatías, dice que muchas cosas pueden ser hechas en beneficio de la suerte.

Usar o no ese conocimiento puesto a disposición es una cuestión de opción.

De cualquier forma, cuando el asunto envuelve el factor suerte, siempre nos sentimos tentados a arriesgar. Al final, ¿que tenemos para perder, además de perder?

 

 

PARA SUERTE EN EL VIAJE

Un viaje es siempre un momento de expectativa y cuando el mismo es hecho con el objetivo de visitar a alguien, por placer y descanso mental, lo que se espera es que todo salga bien para que el viaje no se transforme en una pesadilla.

Éste es un ritual muy usado por los troperos y reseros antiguos, aún hoy puede ser utilizado por aquellas personas que viajan. El ritual es así:

MATERIALES:

Un pimpollo de rosa blanco.
Una cinta blanca.
Agua bendita.

MODO DE HACER:

Antes de iniciar el viaje, pasar por una capilla o iglesia, llevando un pimpollo de rosa blanca, salpicándolo con agua bendita. Afirmarlo con la cinta al espejo retrovisor del auto.

MODO DE USAR:

A la vuelta, despetale la rosa y desparrámela al viento. Guardar la cinta para un próximo viaje.

PARA BUENA SUERTE EN UNA CIRUGIA

Por más simple que sea una cirugía, ella siempre ofrece algún riesgo y es muy importante que todos tengan conciencia de eso para tomar siempre las debidas precauciones. Como la cirugía es un acto de agresión, por decirlo de alguna manera, el cuerpo se resistirá por algún tiempo, pero después irá superándolo. Mucha gente prefiere, inclusive, hacer uso de un ritual popular para garantizar eso. Este es uno de ellos.

MATERIALES:

Cuatro pedazos de cintas del mismo color, de 77 cm.

Una mesa de madera de cuatro patas.

MODO DE HACER:

Antes de ir al hospital o a la clínica, la persona que será operada, deberá atar las cintas en las patas de la mesa, una en cada pata, rematando cada nudo con un nudo lazo.

MODO DE USAR:

Cuando la persona haya salido de la casa para ir hacia la operación, nadie deberá mover esas cintas atadas en las patas de la mesa. Cuando haya retornado del hospital o la clinica, la primera cosa que hará será desatar los nudos y guardar las cintas con ella. Cuando se haya recuperado totalmente de la operación, deberá quemar las cintas.