El aloe vera en los tratamientos de belleza

SHAMPÚ: La base de un shampoo casero puede ser las hojas del saponaria officinalis (con mucho valor jabonoso) mezclado con cualquier extracto de hierbas.
MÁSCARA DE BELLEZA: Sobre la cara limpia, aplicar con pincel la siguiente combinación:
Un huevo entero, una cucharada sopera de miel, 5 cucharaditas de harina de cebada y una cucharadita de jugo de áloe. Dejar secar y actuar hasta 10 minutos y luego lavar con agua.
MÁSCARA DE BELLEZA PARA PIEL DELICADA: Colocar una gasa sobre la cara (haciendo orificios para los ojos) y aplicar encima la mascarilla con pincel. La preparación se compone de una cucharada de áloe rallado y otra igual de pepino rallado con 5 cucharaditas de harina de cebada y 2 cucharadas de yogur natural. Deje secar y retire a los 10'. Enjuagar.
BAÑOS DE INMERSiÓN: Rallar varias hojas de áloe y colocarlas en una bolsita de gasa o algodón. Colocarla dentro de la bañera con agua a 35 grados, exprimiendo de vez en cuando para soltar mejor el jugo.
MASAJES: Preparar varios trozos de pulpa y con ellos masajear el cuerpo después del baño.
BAÑO DIARIO: Introducir la noche antes el jabón habitual en un recipiente con jugo de áloe. Enjabonar el cuerpo con ese jabón, dejando la espuma unos 5 minutos antes de enjuagar.
ACNÉ: Es causado por una profunda infección en poros tapados por sustancias grasas. Se produce generalmente en los adolescentes porque la piel está atravesando un proceso de cambio. Para su cuidado es necesario tener en cuenta lo siguiente:

Buena limpieza: La piel debe limpiarse por la mañana y por la noche. Cuando la piel es muy  delicada, los jabones de áloe son excelentes. Aplicación de áloe: El áloe contrarresta la infección, estimula los tejidos y cura sin dejar cicatrices. El jugo se aplica usando directamente el jugo de la hoja, o productos de reconocida calidad que los contengan. Paciencia: El áloe estimula las capas profundas de la piel, el acné puede ponerse peor durante unos días antes de empezar a mejorar, por lo que se debe tener paciencia. Granos, barritas y puntos negros:
Los barritas y otros granos pueden ser tratados con el unguento de áloe. Estos productos pueden mejorar la curación y reducir la posibilidad de cicatrices.
REMOVIDO DE CICATRICES DE ACNÉ:
Es efectivo para reducir las antiguas cicatrices si se lo usa regularmente y con paciencia. Con regularidad y constancia se puede mejorar considerablemente el cutis. No sólo ayuda a reducir cicatrices, sino a proporcionar salud y color a la piel. El áloe es astringente, de manera que debe combinarse con productos humectantes, para que no seque la piel. Sólo es bueno usar el gel puro en las pieles grasas.
PIEL: El áloe vera penetra profundamente en las tres capas de la piel: epidermis, dermis e hipodermis. Por expulsar a las bacterias y a los depósitos grasas que tapan los poros, además de eliminar las células muertas, ejerce sobre la piel una acción de limpieza profunda. Normaliza el ph ácido de la piel. Tiene un efecto humectante con la consiguiente desaparición o atenuación de arrugas por permitir retención hídrica a la piel. También estimula la regeneración de células nuevas con sus nutrientes naturales. Se aplica directamente el jugo o el gel de la hoja, o se mezcla con las cremas y lociones de uso frecuente.
Excelente para todo tipo de arrugas, patas de gallo, etc. Nunca mezclar con alcohol.
 

Los procedimientos denominados úficinales o magistrales para la preparación de las hierbas medicinales, que permiten una conservación duradera del obtenido, son conocidos como: infusión, tisana, tintura, cocimiento, maceración. El más usado para la preparación del áloe, consiste en colocar en maceración las hojas de la variedad de áloe en alcohol de 70 en una proporción de 200 gramos de hojas por cada litro, dejándolo diluir y conservándolo bien tapado en un recipiente de vidrio oscuro impidiendo que le dé la luz solar.
PARA MEJORAR EL APETITO:
Una cucharadita de té de jugo de áloe antes de las comidas 2 veces al día.
P