Google
 
 

 

 

 

Volver a inicio

 

 

 

 

 

Recetas básicas para el uso de plantas medicinales

 

En esta sección veremos los modos de elaboración de las principales preparaciones con plantas medicinales y los consejos tradicionales de las elaboradoras para los usos más frecuentes.

 

Infusión

Hervir el agua. Con el primer hervor, agregar las hojas de la planta medicinal y dejar reposar con la cacerola tapada durante cinco minutos. Se cuela y se bebe. Si se desea más caliente, se lo puede calentar (pero no volver a hervir).

 

También se lo puede dejar enfriar para tomarlo natural. Para endulzarlo se recomienda miel y, de no contar con ella, usar azúcar en poca cantidad.

 

 

 

Cocimiento

Se hierve el agua y enseguida se agregan las partes duras. Con el recipiente tapado, dejar hervir con el fuego en mínimo entre 5 y 20 minutos según la dureza de la planta. Ahí colarlo y beberlo. De lo contrario se puede dejar macerarlo con la olla tapada, sin fuego).

 

Jarabe

 

.Se trata de infusiones muy concentradas, de uso interno. En estos preparados el agua es el vehículo que le extrae a la planta sus principios activos.
.Se prepara con grandes cantidades de azúcar, lo que permite la concentración y a la vez la conservación del producto hasta seis meses, porque evita la fermentación.
.El dulzor que le adosa el azúcar permite elegir el jarabe antes que el té a la hora de administrarle el preparado a los niños, quienes elegirán sí o sí el producto dulce.

Pasos a seguir:

  1. Escoger 100 gramos de la hierba fresca, o su equivalente de 50 gramos para la planta seca.
  2. Agregar 500 cc de agua hirviendo (en primer hervor), sobre la hierba. En el caso que se trate de una planta más dura o leñosa, hacer primero un cocimiento o infusión.
  3. Tapar y dejar reposar durante dos horas.
  4. Colar con algodón de tela (una gasa, por ejemplo), exprimiendo el mismo con fuerza para extraer la mayor cantidad de líquido posible, vertiendo en otro jarro de boca ancha.
  5. Agregar 850 gramos de azúcar, revolver hasta disolver a fuego lento.
  6. Colar nuevamente
  7. Medir el líquido y completar hasta un litro, de ser necesario, usando agua hervida previamente.
  8. En caso de completar con agua, mezclar suavemente con cuchara de madera para evitar hacer espuma.
  9.  Envasar en caliente usando un recipiente oscuro, de vidrio, de tapa hermética. Llenar el envase hasta el tope, agregando en la superficie unas gotitas de alcohol de farmacia con tal de prevenir la formación de hongos. Otra manera de evitar esto es, una vez envasado el jarabe, hervir el frasco para esterilizarlo durante un tiempo de cinco minutos.
  10. Rotular con fecha de vencimiento y agregar dosis diferenciales para niños y para adultos.

 

Aceites

Se deja reposar el aceite vegetal con la hierba durante un buen tiempo. Se recomienda que el aceite sea de oliva, aunque también se pueden usar aceite de girasol.
Se coloca 100 gramos de planta en un frasco con tapa, en el cual se agrega un litro del aceite elegido. Se lo suele dejar un mes en un lugar cálido, tras lo cual se cuela con un lienzo limpio, por ejemplo gasa de uso medicinal.

 

Ejemplos

Aceite de jarilla

Usos de la jarilla

Para artritis, artrosis, diurético, para baños de vapor, para los piojos y para los hongos de los pies.

Precauciones: no usar si va a haber una exposición al sol, debido a que es fotosensible.
                       No usar en casos de alergia al yodo.

Ingredientes:
1 litro de aceite de oliva o girasol
100 gramos de jarilla fresca (o su equivalente de 200 gramos de jarilla seca)

Preparación:
Poner el aceite y las hojas de la planta en una botella oscura.
Taparlo y dejarlo al sol durante un mes, en la versión más natural.
O bien ponerlo en un recipiente de acero y cocerlo a baño maría durante una hora.
Vencimiento: al año de su producción.

 

Ejemplo de tintura

Tintura de ajo (allium sativa)

Ingredientes
Un litro de alcohol 70% diluido en agua
200 gramos de ajo fresco

Preparación

Pelar y picar el ajo
Ponerlo en una botella oscura con el alcohol
Batir durante diez minutos al menos 7 días
Colar y guardar en un lugar sin mucha luz y fresco
Vencimiento: al año de producido
Posología para disminuir el colesterol: 20 gotas por día.

Recomendación: para las comidas, recordar que el ajo pierde sus propiedades medicinales cuando se lo ingiere cocinado.
Contiene: Vitamina A, vitamina B1, B6, B2, Vitamina C, hierro, sílice, azufre, sales de potasio, alistatina I y II (un antibiótico natural¨)

 

Confección del propio herbario

 

Un herbario es una suerte de archivo de plantas y hierbas secas identificadas con seguridad, que sirve para comparar toda planta que encontremos o recolectemos. Siempre es necesario recurrir en primer lugar al nombre científico de la planta como puntapié de nuestras acciones.
El primer paso para la confección de un herbario es encontrar un ejemplar de planta lo más completo que se lo encuentre, es decir, con respecto a hojas, flores y frutos.
Luego estirarlas bien y dejarlas secar entre hojas de diario, colocándole un peso encima.
El diario debe cambiarse cada 3 días.
Una vez secas las plantas, pegarlas en una hoja en blanco y rotularlas con nombre científico y popular, así como el lugar y momento en que se recogió.