Google
 
 

 

 

Volver a Medicinas

 

Remedios caseros del Perú

 

Este es el comienzo de la lista de recetas que corresponde al diccionario de farmacopea de Jorge Lira, gran "herbolario" dedicado a la investigación de las hierbas medicinales de los pueblos de la cordillera de los Andes, a los que dedicó su vida. Echar un vistazo sobre estos escritos es a la vez asomarse a un mundo de raíces lejas y también cercanas, por la vigencia de este tipo de medicina y de remedios caseros que aún se utilizan en más de un lugar.

 

 

AHWA AHWA: Remedios para el parto


También le llaman kkowimirachi(15). Se emplea para las mujeres embarazadas que se encuentran próximas a dar a luz, para facilitarles el parto o para que las tranquilice si todavía no es su tiempo.
Se da reposado, 1 a 3 jarros, y en esa proporción indicará claramen­te sus efectos. Para la propagación de los kkowis es excelente forraje.

 

AKAKHIPU
Hierba cuya raíz anudada es buena para dar a las criaturas con dia­rrea.

 

AKAK'ISKI
Es un mal terrible, causado por comerse tunas con pepas y todo, y sin precaverse también se come tostado de maíz, lawa de akupalla. hari­nas, olpada, etc.
El único remedio es asar dos o tres tunas y comerlas. Ni aceite ni la­vativas ni purga valen contra ese mal, sólo la misma tuna asada. Así se cumple el dicho indio: "Ima alkkhon kanisunki, chayllatakkmi hanpi­sunki"; "El mismo perro que te mordió, ese mismo te curará".

 

AKHANA


Es una hierba que crece en las punas. De esta akhana(16), una pequeña ramita, reposada en un jarro de agua hirviente, añadiéndole unas raspadas de jabón ordinario, se bate hasta que forme espuma y se admi­nistra a caballos, vacas, ovejas, etc., que están con torzón. Se le agregará una cucharada de aceite de comer.
También es beneficioso para el ischu kuru(17) del ganado ovejuno, que se manifiesta con una tos insistente y crónica.
Se pulveriza un poco de hojas de akhana; se le añade una buena cu­charada de kkhechincha(18), un poco de jugo de k 'usmayllu(19), en un jarro de orina fermentada (de persona sana), se 'cierne y se da a beber al carnero afectado, cada 3 días, una sola vez, y por la mañana.
Para el reumatismo se prepara akhana con yawarch 'onkka, romero, maych 'a(20), markhu(21), una cucharadita de linaza, salvia, yerba del cáncer, sassawi(22), un poco de chachakuma de la puna(23), llankha llankha(24), pura pura(25), unos cogollitos de ruda, unos cogollitos de ortiga de hueso negro, wayra kkora(26), todo en partes iguales, y se re­duce en un batán en polvo fino, y cernido se guarda en un frasco.
Con este polvo se fricciona, con una 112 cucharada de él y con enjundia de gallina, la que se disuelve junto con este polvo; Úntese la parte af'eetada.

 

ALKKHO KISKA


Se llama a esta hierba, hierba alonso o espina de perro. Tiene hojas dentadas y largas, y el tallo está cubierto de espinos. Crece en climas tem­plados y se encuentra en los basurales.
La horchatada de esta hierba, tomando una copita en ayunas, es muy buena para el hígado, bazo y riñones inflamados. También es bueno para las criaturas que tienen inflamación intestinal. Se les puede dar en mamadera.
El cocimiento de esta hierba sirve, asimismo, para poner como fo­mentos sobre el vientre de los afiebrados. Sirve, igualmente, para lavar heridas producidas por algún golpe.
También se puede tomar la horchatada que he dicho, con goma blanca, para disenterías de sangre causadas por el alcoholismo, por un colerón, por mucho ají o por exceso de dulce. Esta horchatada se da, pues, en agua de altea hervida con una cucharadita de goma blanca molida. Se dará antes de cada alimento, 3 veces al día.
Se recomienda para lavar hinchazones reumáticas añadiéndole un poco de sal y afrecho de trigo, debiendo ser el lavado con agua tibia.
Mascándolas, estas hojas sirven para quitar el dolor de muelas.

 

ALMENDRA DE DURAZNO


Se prepara una pomada con un poco de rosa común, nata de leche, un poquito de bórico, y se pulveriza muy bien, juntamente con las almen­dras de duraznos, sin quitarle la cutícula que le cubre. Si sale algo seco, se le agrega un poco de aceite de almendras. Se pone en seguida en un frasquito limpio, se le añade unas gotas de limón y se bate en el mismo depósito hasta que congele. Se guarda después, y es bueno para aplicaciones al cutis y para quitar pecas y manchas; rejuvenece y blanquea.

 

ALMORRANAS


Para esto es un remedio eficaz lo siguiente. Irse al río, agarrar las piedrecitas redondas que estén más flemosas, y con eso limpiarse, con unas 9 piedrecitas por lo menos. Hay que pasarse en la almorrana y botar, sin mirar las piedras usadas. Que esto sea siquiera por unos 3 días.
Hay otro remedio, que debe continuar al anterior. Se coge un poco de untosinsal, se le agrega el jugo de un limón y esto se estruja bien con los dedos, y se bruñe sobre la almorrana.

ALLP A KUTI


El allpa kuti se emplea tan sólo para niños asustados. Se les puede bañar acompañando al agua de ro 'ke con que se acostumbra curarlos. También se puede dar en tomas, en agua de valeriana, junto con el raspa­do de machu rumi(27), y con el de llamokka(28), siwayru(29) y San Ja­cinto(30). Esto se le puede dar hasta 3 veces.
Advertencia: Viernes y martes(31).


AMACHU


Se emplea contra los malos vientos, macerando en cañazo o alcohol, con lo que se fricciona las partes afectadas.
Se prepara una especie de untura para reumatismo e incordios.
Para una copa de aceite, se le debe agregar 1/2 cucharadita de amachu molido(32}, y hay que añadirle unas hojas molidas de habas y tam­bién de yawarch 'onkka(33}.
Se advierte que si no se prepara así, hace éstragos e inflama la piel, pudiendo comer la carne.
El amachu de hoja redonda se hierve con kirkina-llamado también supaykkarkko, porque previene de las brujerías (le dicen igualmente k 'ita ruda) -en orina fermentada con ruda de huerta, y se deja macerar. Luego se aplica para hacer botar los huesitos llamados "gentil tullu". Con eso salen de por sí esos huesitos.

 

AMA YCHURA


Hay amaychura deyarias clases. Una proviene del mal trato a la criatura (que se dice también, lrihwa o Karichi). Asimismo, cuando le quitan el pecho por exceso do /111 mento. Otra, cuando la mamá del bebé ya se ha hecho encinta de su hermanito o hermanita, y sigue lactándole esa leche mala sin darse. A esto se le llama Ekko Amaychura. Otro amaychura proviene de cuando están las mamás en embarazo de meses mayores y van a ver algún cadáver o acompañan un entierro. Entonces la criatura nace y parece un cadáver. Sale ni más ni menos que un esqueleto, clavículas punzantes y las costillas para contar, con una vocesita mori bunda, carita de viejo. Esto fijo es Aya Amaychura.


Le dicen a este mal con varios nombres, como lrihwa de muerto y Karichi. Este mal proviene, pues, de que han visto un cadáver o han acompañado a algún difunto, por lo que sus hijos nacen raquíticos. Como se ha dicho, este mal vio también cuando las madres cometen la barbaridad de amamantar a sus hijos estando ya encinta.


Los síntomas de este mal se caracterizan porque las criaturas se po nen muy lloronas y adquieren un color negruzco, y enflaquecen continuamente, que hasta las costillas son para contar; las uñas crecen como las de un muerto, y el gemido es particular y triste.
Se cura este mal con un baño de ro 'he, con un puñado de semillas de castilla, que se trae de los valles, y se hace hervir. Sse le añade un puñado de Allpa Kuti o Ral/na K/lli(atll, un manojo de estrella kuti(35).
Una vez reposado esto, estando el agua a una temperatura alta, se le baña, y antes se le da unas 3 tomas de esta agua, para que interiormente se purgue.
Hacerle un secreto después. Hacerle pasar sobre la sepultura de cualquier cadáver que se esté sepultando, cuando ya le hayan echado dos lampadas de tierra encima. Hacerlo pasar de norte a sur, de mano a mano, diciéndole: "Kuti, kuti, kuti"(36), y rezando interior mente sus 3 credos.
Hecho esto se le trae inmediatamente, tapándole con una manta sin mirar atrás, hasta la casa, por otro camino.
El segundo secreto es llevarlo al camal y envolver a la criatura en d excremento caliente de una res que recién se haya abierto, dejándole libre sólo la cabeza. Esto se hace siquiera por unos 5 minutos. En seguida se le hace tomar un mate de páyhko(37) con un poco de jugo de cxcro mento de res. Esto se llama el "baño de las mil flores".


AMBARINA


La ambarina de flor blanca se utiliul para afecciÓn pulmonar.

 

INSOMNIO


Se ponen unas 3 ó 4 hojas de floripondio bajo la almohada. Es me­jor hacer esto los viernes y martes.
169.- INTIKK SUNKHAN
Se encuentra al pie de las peñas, en forma de un pasto como la toto­ra, pero bien fina; una vez seca se transforma en una paja fina bien blanca.
Tiene la virtud de ser buena para bañar a criaturas asustadas, raquíticas, y para curar eczemas. Se emplea también para hacer frotaciones, sobre las cuales ya se indicará después en otra parte de este recetario.


INTI KUTI


Se emplea para hacer tinturas de color verde oscuro, como también para teñir a azul oscuro. Asimismo, algunos le dicen intikk sunkhan (barbas del sol).
Cuando está maduro y medio seco sirve para curar la tos y la pulmo­nía. Se puede tomar en infusión con gotas de limón. Esto es bueno para los que han sufrido resfrío fuerte, porque es un vegetal muy cálido.


IP ASKKA


Cuando las criaturas tienen los pómulos salidos o abultados, caídos y flojos, se dice ipaskka.
El ipaskka se debe a que a las criatmas recién nacidas o de pocos días se les pone boca abajo y su carita se vacía.
Se cura esto sólo cuando la tía paterna de la wawa le pone el codo en su carita en el momento de la salida del sol, y haciéndole girar sobre la parte dicha, diciendo: Ipaskka, kuti, kuti, kuti


ISCHU ISCHU


Es una hierba campestre de puna, parecida a la paja, de hoja plana, cuyo desarrollo es mayor cuanta mayor es la altura donde crece. Su vir­tud es muy benéfica para los pulmones, resfríos, toses viejas, para los ri­ñones, para la sangre, etc.
El ischu ischu se puede tomar hervido, acompañado con un poco de canela, de altea y un pedacito de limón. Admite cualquier hierba, a con­dición de que no sea cálida.
El color del ischu ischu es plomizo claro, de flor blanca y pequeñita.
Esta hierba crece en esos lugares frÍgidos juntamente eon el lihllaywarmi, por tal motivo son vecinos y poseen casi la misma virtud.

La cantidad a emplearse de esta hierba deberá ser un manojo para cada 24 horas.
Se podrá tomar en cualquier momento en que se tenga sed, y cura­rá paulatinamente las mismas afecciones pulmonares. Es un excelente depurativo de la sangre aun cuando hay sífilis, gonorrea, afección renal, supresión de orina o cólicos a la vejiga, por ser un gran diurético.

ISSU O ISSU WAYRA


Para el issu, que es una enfermedad cutánea que cunde la piel, se prepara y aplica la pomada siguiente:
Cabra sunkha (barba de chivo) que se quema y pulveriza; khuchi sunkha (barba de cerdo), que también se quema y reduce a polvo fino; mula chilina (tuétano de mulo); caballo wira (sebo de caballo); añas wira (sebo de zorrino, mofeta); wik 'uña pichu (sebo del pecho de vicu­ña); azufre en polvo fino y pólvora.
Todo junto se bate y bruñe hasta formar una pomada uniforme, ca­lentando los sebos en el sol. También con el calor de la mano se combi­nan bien.
Con este preparado pasar en el sol por toda la piel afectada, y para dormir.
Para el issu wayra se cuece en rescoldo un limón. Se taja y se le es­polvorea sal molida. Con eso se unta la parte afectada. Esto es un santo remedio que lo cura rápido.


KANLLI


Es una planta campestre que en vez de hojas tiene espinas y da unos frutitos colorados. En estos lugares este vegetal sirve de combustible y en la medicina del pueblo se usa para el mal de riñones, por eso la gente de las aldeas le llama también kkhariwachakk.
Igualmente se toma el kanlli contra el mal de kkhari madre, y para eonservar el color del rostro, por lo que especialmente deben tomarlo los habitantes de Lima para que tengan un poco de color, pues lo podrán aprovechar mucho para el pulmón de papel que tienen por el mismo cli­ma y los hombres que parecen de cartón. Para estos casos deben utilizar­lo agregándole al indicado cocimiento un pedazo de membrillo.

KANLLI KURU


El kanlli kuru(95) legítimo es el negro, de regular tamaño.
El huevo de esas hormigas es un remedio eficaz para las nubes, que son efectos mayormente de la viruela.

Se les pone por ambos lados de los ojos, reventándole los huevecillos