Google
 
 

 

 

 

 

Volver a Medicinas

 

 

La medicina en México

 

 

En esta sección veremos algunos consejos que nos llegan en la actualidad desde la sabiduría de los aztecas, que transcribieron sus recetas en el año 1552 d.C. El conjunto de medicaciones e indicaciones se conoce como el Códex Badiano, ya que es el nombre del traductor (Juan Badiano). Si bien no se puede colocar todo, vale la pena rescatar en este caso qué cosas llamaron la atención de los aztecas, puesto que sus fórmulas de curación no deben ser usadas al pie de la letra.

¿Por qué no? Quizás porque es un caso clarísimo donde la medicina no puede desprenderse de sus contextos, de su historia, de su medio y de la cultura que sustenta los métodos de curación. Si bien alguien con buena relación con lo mexicano podría usar estas recetas, hay que ser conscientes que fueron enunciadas hace casi medio milenio.

Las recetas médicas a continuación, de gran valor histórico, cultural y científico, nos pintan a los aztecas, sus preocupaciones, sus maneras de diagnosticar los problemas por los que atravesaban, incluyendo muchas veces nociones de "mente de abdera" por ejemplo para mencionar a la locura. Está claro, los aztecas ya habían entrado en contacto con los españoles para cuando este texto fue transcripto.

 

REMEDIO DEL CUERPO MALTRATADO


El cuerpo quebrantado y maltratado ha de ungirse con una cataplasma confec­mada de tlazolteozacatl, centzonxochitl, xiuhtontli, axocotl, tlayapaloni xiuhtontli, con I5go del que nace en los árboles, con conos de ciprés, semillas de ortiga y el árbol ;¡u}¡cuahuitl. El maltratado y golpeado beba jugo bien preparado de tallo de cohua­'lepilli, tlanextia xihuitl, chicomacatl, flor de axocotl, y de izquixochitl, tetlahuitl, eztetl, moxtli, hígado del ave acuática huexocanauhtli y algunas hojas de tlatlancuaye. Todo ) ha de molerse en agua agria.

.
ACUAHUITL PARA LA MENTAGRA


Para quien padezca esta enfermedad escamosa, muélanse ciruelas de las nuestras, t.eza de cerezo, raíz del árbol que produce incienso cuauhxiyotl, del manzano, flores 'epozan y cacaloxochitl, raíces de encino, conos de ciprés, hojas de las hierbas tlatlan­~·e. cuauhyayahual, hierbas tepechian, coyoxihuitl, acuahuitl, conos y hojas de :0. Se calienta todo eso y se lava con ello y frota la parte escamosa. Se agrega resina, sina rosada que los nuestros exprimen del pino quemado. Con esto y todo lo arriba lO se unge la parte enferma.

PIOJOS EN LA CABEZA (ZOHZOY)

Un medicamento compuesto de raíz del arbusto zohzoyatic, molido en agua de sabor amargo, hierba de iztauhyatl, grasa o gordura de pato, una cabeza de ratón hecha cenizas, pajas tomadas de un nido de golondrina, también molidas. Ese medicamento se echa en. la cabeza.

ENFERMEDAD DEL PIOJO

No se infestará el cuerpo con abundancia de piojos, si se bebe un poco de cuerno de venado reciente en su muerte, en el mejor de nuestro vino u octli que se pueda hallar.
Y eso se bebe la mayor parte de veces que se pueda.

 

CUECUETZPAHTLI PARA ENFERMEDAD RECURRENTE


El que padezca este mal deberá beber antes de la comida un poco del jugo que se 'e extraer del teoamatl, que es muy semejante a la leche. Con eso vomitará. El ter­o cuarto día, beba una pócima hecha de tallo de tonatiuh ixiuh, y de tallo tlatlan­~ y de tlanexti ixiuh, molido en agua tibia. En tercer lugar, beba tallo de cuecuezpahtli do en pulque.
Esa pócima ha de beberla antes de entrar al baño. Y, cuando salga de él, únjase liquido de corteza de téoamatl molida.

 

OJOS HINCHADOS


Cuando se hinchan los ojos y se abochorna la cara por el calor, sirve de preventivo y de curación esta mezcla: tallos de tetzmitl y tequixquizaeatl, y una piedrita, blanca o purpurina, que se halla en el buche de la golondrina, todo ello bien molido en sangre de la misma ave.

 

PÉRDIDA O INTERRUPCIÓN DEL SUEÑO


Cuando el sueño se interrumpe lo atraen y lo concilian la hierba tlazolpahtli, que nace junto a los hormigueros, y la eoehizxihuitl, con hiel de golondrina, bien molido y untado en la frente. Además deberá untarse todo el cuerpo con el jugo exprimido de las hojas de la hierbecita llamada huihuitzyo eoehizxihuitl.



CONTRA LA SOMNOLENCIA


Podrás evitar la somnolencia echando algunos de tus cabellos al fuego y aspirando su humo y haciendo que alguno te lo haga entrar a las orejas. y no te contentarás con cso, sino que en una vasija de barro, por ejemplo, una olla que sea nueva, cocerás una liebre, habiéndole quitado las entrañas, sin agua, como si fueran carbones. Cuando ya se hayan quemado, beberás un poquito de esas cenizas disueltas en agua.

 

HIPO


que sufre de hipo debe beber la pócima siguiente: tallo del arbusto llamado cohuatli,. hojas de la hierba mexixquilitl, corteza de pino rojo, ramas de tlatlancuaye y grama. Todo molido y cocido. Cuando esté bien cocido, se agregará miel blanca y se beberá con moderación. Échese en las brasas incienso blanco y xochiocotzotl, tómese en un algodón bien apretado el olor de este humo para calentar el pecho. Hojas de ciprés, la hierba papaloquilitl e iyahhitl muélanse en agua y caliéntense: con el líquido así calentado úntese el pecho.


CONTRA LA TOS


El atormentado por la tos absorba inmediatamente un cocimiento de raíz descor­tezada de tlacoxiloxochitl, triturada en agua, y una parte de ese mismo líquido mezclada con miel úntesela en la garganta. Si llega a escupir sangre, tome ese mismo cocimiento antes de comer. Y le será provechoso si mordisquea esa misma raíz con miel.
También es útil para la tos la raíz de una hierba que se llama tzopelicacococ, molida en agua tibia. Beba el líquido, o mordisquee la raíz.


TLATLANCUAYE:  MEDICINA PARA QUITAR EL MALO Y FÉTIDO ALIENTO DE LA BOCA


Un cocimiento hecho de raíz y hojas de la hierba que llaman tlatlancuaye, con tierra roja, con tierra blanca, hierbas temamatlatzin y tlanextia xiuhtontli; todo eso molido y cocido en agua con miel, quita el mal aliento.
Debe beberse también moderadamente el líquido bien colado, antes de comer.

MAL OLOR DE LAS AXILAS, O SEA CAPRINO

El que tenga este olor rancio a chivo, entre al baño bien preparado y con sumo lávese la cuenca de las axilas. Cuando salga, lávese con el jugo de la hierba CHIYAHUAXIHUITL, con moledura de huesos de hombre y de perro, que sea reciente ésa, y de toda clase de hierbas que huelen bien. Con ello podrá perder el olor a chivo.