Google
 
 

 

;

 

Volver a Hierbas medicinales

 

Afrodisíacos

 

Se denominan afrodisiacos aquellas sustancias estimulantes que tienen por objeto reanimar las fuerzas del aparato generador. Sobre los prejuicios que se yerguen sobre el uso de los afrodisíacos, debemos pensar que hasta hace pocos años estaban prohibidos y mirados con resentimiento y desconfianza por la medicina oficial.

Un texto de 1920 titulado "Formulario Magistral", editado en España, nos sugiere lo siguiente: "Entre estos agentes hay algunos cuya administración imprudente ha sido causa de accidentes funestos. El médico que los considere indicados no deberá recurrir á ellos sin grandes precauciones. La acción afrodisíaca del fósforo es para mi muy dañina; contradicen los hechos en que se apoya numerosas observaciones de envenenamiento por esta sustancia que tantas veces se usa en preparados afrodisíacos."

Se comienza en esa época a aceptar al afrodisíaco, lo que antes se juzgaba como un tabú, por una cuestión de acercar la medicina al tratamiento de las enfermedades de las mujeres, dejadas de lado por tanto tiempo por la medicina. Surge así la "anafrodisia", una variante de lo que hoy llamaríamos frigidez o quizás impotencia femenina. Para la impotencia masculina, recetan yohimbina, medicación que se usa hasta hoy en día. Para el resto, la lista que engalana al formulario puede resultar ya anticuada, con compuestos derivados del fósforo, de "uso interno", lo cual sugiere que eran para la mujer...

Comienza así la lista de afrodisíacos con los compuestos "cantáridos", como la tintura de cantárida, cantaridato de potasio y la mixtura de cantáridas. Éstas son para ser bebidas en caso de "parálisis de la vejiga".A su vez recetan las "tabletas de ginseng", que se tomaban hasta 6 veces por día. Las pastillas aromáticas con sulfato ferroso también estaban indicadas para casos que hoy llamaríamos anorgasmia.

Entre los compuestos fosforados, se llegó a usar el éter fosforado, colocando el éter en un frasco esmerilado y envuelto en un papel negro. Dentro del frasco se introducía el fósforo (tableta de 2 decigramos) partido en pequeños pedazos para su maceración durante un mes, teniendo que agitarlo alguna que otra vez. Luego de fraccionar en pequeños frascos de papel negro, ya está lista la poción para ser bebida 3 o 4 veces por día, mezclado en agua (sólo dos gotas! Si no, sería un compuesto alucinógeno).Finalmente la indicación era tomar cada 10 minutos!

Lo interesante del texto es que las preparaciones de afrodisíacos eran realmente caseras, llegando a implicar aceite de hígado de bacalao y otras tinturas y bálsamos, aunque muchas se conseguían en fórmulas comerciales. Por ejemplo, las capsulas de aceite fosforado de Schmitt o el éter fosforado de Loebelius.

Existía también el tratamiento con Fitina, hipofosfito de sosa (?) en jarabe de flores de naranjo y, por último, la vainilla. De ella dice "estimulante general muy agradable, que se usa para aromatizar los alimentos. Se ha recomendado como afrodisíaco, y puede ser útil en la adinamia". Esta última enfermedad, con la neurastenia, era patrimonio casi exclusivo de las mujeres. He aquí la fórmula exótica avainillada llamada "tabletas mongólicas", para el que quiera experimentar un viaje en el tiempo y preparar un afrodisíaco con los siguientes compuestos:

Azúcar pulverizada: 100 gramos

Goma arábiga pulverizada 30 gramos

Extracto de opio 5 gramos

Clavo pulverizado, nuez moscada y macías pulverizados, 60 gramos

Almizcle pulverizado: 25 centigramos

Mézclase y añádase agua destilada.

Las tabletas mongolas pueden acelerar también la digestión... lo cual no es tan afrodisíaco, pero de esto no están exentos ningún compuesto de toma oral.

No debemos olvidar que los afrodisíacos son mencionados en la Biblia, en la literatura antigua china y en la India también hay antiquísimos rastros. No existe una receta definitiva de afrodisísco y todas usan lo que está a mano, de la misma manera que el médico de 1920 eligió los compuestos de su farmacia para experimentar con sus propios estados. A comenzar con el chocolate afrodisíaco...